Academy

6 consejos intangibles para tu golf.

Pinterest LinkedIn Tumblr

Cuando jugamos a golf cada golpe cuenta. Siempre. Ya sea una competencia, una vuelta entre amigos o un partido en solitario. 

Klever Tee Time / Redacción

El más mínimo error puede costar el resultado de toda una vuelta. Los mejores golfistas del mundo, aquellos que se ganan la vida en los Tours profesionales, están más que acostumbrados a ello; a la presión, al reto, a la constante evaluación.

I La paciencia obtiene recompensa

Es algo de lo que se ha hablado mucho, pero no hay mayor realidad que esta. Incluso Jack Nicklaus es un gran defensor de este concepto. No es posible forzar una buena vuelta, especialmente una que se juega para ganar.

Lo máximo que se puede hacer en el campo de golf es identificar el golpe más efectivo, aquel que creemos que podremos realizar en prácticamente cualquier situación y, posteriormente, intentar ejecutarlo con todo. Algunos de estos golpes saldrán bien, otros no…  Se necesita calma y paciencia para aceptar y comprender este hecho.

Si no tienes paciencia puede que llegues a la desesperación o, incluso, a la agresividad y eso nunca ha permitido a nadie ganar un torneo de golf.

II Los nervios afectan más al putt.

Los nervios afectan en exceso al putt, más que a cualquier otro golpe. Se trata de una cuestión psicológica que afecta especialmente a los putts cortos, aquellos que se consideran embocables, debido a que mentalmente creemos que debemos meterlos, se supone que hay que embocarlos y fallarlos es casi una humillación.

En el otro extremo tenemos los putts más largos, inevitablemente un golfista con el pulso acelerado que se enfrente a un putt largo, pensará en los 3 putts. El green es considerado como la parte “fácil” del golf, por ello es donde inconscientemente nos cargamos de más presión y nervios.

III Saca tu instinto asesino.

Esta invención se le atribuye a Walter Hagen, se decía que nunca entraba en un campo de golf si no era para ganar. No solo para ganar, para obtener la máxima ventaja, de forma arrolladora.

Para algunos golfistas no existen partidos amistosos, siempre juegan para ganar, para sacar su juego a relucir. Es una buena forma de crear una mentalidad de golf óptima en el recorrido. Evidentemente sin caer en pedanterías ni fanfarroneo, de lo contrario nadie querrá compartir partido contigo.

IV Acepta tu handicap.

La mejor (y más fácil) forma de ganar una partida de golf, incluso un torneo, es aprovechar todo el handicap. No intentes impresionar a nadie con tu juego, no intentes cambiar de swing o hacer cosas raras para aparentar ser mejor jugador.

Nunca fuerces tu juego. Juega en consonancia con tu handicap, con tu nivel de juego, afronta cada hoyo y cada golpe según tus posibilidades y experiencias pasadas. Si te ciñes a este guion, verás como mejoras tus puntuaciones.

V Si tienes dudas: para y vuelta a empezar.

Es algo que debes interiorizar desde ya. Acostúmbrate a salir de la colocación si te das cuenta que algo no va bien o no está suficientemente claro. Siempre que te distraigas repite todo el proceso desde el inicio. Incluso algunos profesionales vuelven a meter el palo en la bolsa para que el reinicio de proceso (preparación del golpe y rutina) sea lo más real.

VI Acepta el miedo y el enfado.

Las dos emociones que más aparecen en una vuelta de golf son el miedo y el enfado. Lo que marca la diferencia entre golfistas es su capacidad para negociar con ambas, como afrontes y reacciones al miedo o el enfado repercutirá directamente sobre tu golf, tu resultado, hasta tu humor.

Acepta que el miedo y el enfado son parte del proceso, parte del partido. Poco a poco irás lidiando mejor con cada situación hasta que encuentres tu vía de escape.

EXTRA: Olvídate de los malos días.

El secreto para dominar el golf, y es algo aplicable a principiantes y golfistas profesionales, es cultivar un enfoque mental del juego que te permita olvidar los malos golpes, los malos días, incluso las malas rachas.

Hay que ser paciente y confiar en uno mismo, saber, en el fondo que, tarde o temprano tu juego volverá a sus mejores momentos.

Escribe un comentario