Academy

¿Cómo romper malas rachas en el juego?

Pinterest LinkedIn Tumblr

Si nos ponemos a pensar, cuando hemos vivido o hemos visto en televisión el caso de estar jugando muy bien hasta que en un hoyo al azar comenzamos a realizar golpes sobre par o peor.

Klever Tee Time / Redacción

Esta serie de malos resultados es aplicable a cualquier golfista, es decir, nadie se libra de ellos; ni los profesionales. Y es la causa principal de los altos resultados de una vuelta. Por un lado debemos ser capaz de controlar nuestras emociones no solo físicas, sino psicologicas con nosotros mismos. 

Es necesario aprender a controlar nuestro cerebro y no castigarnos en el recorrido echando la culpa a nuestras carencias físicas de juego o a las condiciones del campo.

El mejor consejo que se puede dar dar es el de concentrarse al máximo al realizar el siguiente golpe sin tener en cuenta y con la mente en blanco si acabas de hacer un mal golpe para no detenerse en él.

Si hecemos un mal hoyo (doble bogey o peor), asegurate de realizar bogey, par o incluso mejor resultado en el siguiente hoyo. Con ello romperemos los patrones de la mala suerte de ese día.

Seamos conscientes de que siempre vamos a tener malos resultados en algún hoyo o con algún golpe, incluso si nuestro resultado final es bajo nuestro handicap, pero por ello deberemos siempre aprovechar nuestras capacidades de puntuación y de extraer nuestra positividad psicológica.

El segundo y último consejo también tiene relación con la actitud psicológica pero con un primer acto físico. Tras un mal golpe u hoyo debemos realizar una inspiración profunda y visualizar el siguiente golpe con la seguridad que será el mejor golpe de nuestra vida. Muchas veces, estas simples visualizaciones harán más de lo que imaginas.

Es decir que tu mente lo es todo en el golf y en muchos otros deportes. Verás que cuando puedas controlar tus emociones y tu mente, mejor vas a jugar al golf.

Escribe un comentario