Academy

Razones por la que te atascas en la bajada

Pinterest LinkedIn Tumblr

Algo bastante común en golfistas, nos referimos al quedarse atrapado, atascado o sin espacio en la bajada del palo.

Klever Tee Time / Redacción

Esto ocurre cuando el golfista tiene el palo demasiado alejado o demasiado dentro, tanto que no hay el suficiente tiempo o espacio para que sus manos se coloquen en una buena posición de impacto.

Aunque la posición de impacto es la más importante de todo el swing de golf. Si un golfista no es capaz de conseguir una buena posición de impacto, será incapaz de conseguir un buen golpe.

Dicho esto, aunque se sobreentienda, la bajada del palo es la antesala a la posición de impacto, así que, es imposible tener una buena posición de impacto si tus manos se quedan atascadas en la bajada. ¿Cómo sé si me estoy atascando en la bajada?

Seguramente te estás atascando en la bajada si pegas muchos slices o ganchos (la bola sale directa a la izquerda con mucho efecto cerrando). Son dos golpes muy diferentes, prácticamente extremos, pero que suelen tener el mismo origen.

Uno proviene de una compensación exagerada y el otro viene de un fallo de ejecución. A menudo también es una causa directa del , ya que atascarse en la bajada hace que peguemos con el “hosel” antes que con la cara.

Por qué nos atascamos en la bajada:

Si te ves afectado (muy a menudo) por alguno de estos fallos este artículo es perfecto para ti. Lo primero que debemos entender es por qué los golfistas se atascan en la bajada. Existen 3 motivos principales:

  1. Colocarse demasiado cerca de la bola

Es una tendencia muy común en golfistas aficionados, por alguna razón, se sienten más cómodos encontrándose cerca de la bola. Ten en cuenta esto: Aunque puedas sentirte más cómodo con la bola cerca de la bola, siempre debes dejar el suficiente espacio para la rotación y para que pasen los brazos.

  1. Demasiado peso en la pierna trasera

Esto sí que es algo extremadamente común en golfistas aficionados, especialmente los jugadores de fin de semana. Esta tendencia proviene de la falsa creencia de que para que la bola se levante hay que pegarla hacia arriba (una manía que se instaura en las fases iniciales de aprendizaje) como ya hemos comentado en muchas ocasiones, es todo lo contrario.

Cuando un golfista tiene demasiado peso en la pierna trasera tiende a inclinar también la espalda, lo que cierra el espacio para que pasen las manos y liberen la cabeza del palo a través del impacto. Topazos y sapos son la principal consecuencia de este error.

  1. Stance muy cerrado

Cuando el stance es muy cerrado, con el pie delantero más adelantado que el trasero, tenemos libertad de movimiento en la subida para rotar, aunque, a menudo, nos desvía hacia una subida demasiado por dentro. Creando problemas de espacio, nuevamente, en la bajada. 

Ejercicios para evitar atascarse en la bajada;

Ahora que ya conocemos las principales causas de este error de swing, vamos a ver como evitarlas y conseguir una bajada correcta. Verás que todas las propuestas son relativamente fáciles.

Brazo colgante.

El primer ejercicio se enfoca a solucionar el problema de un stance demasiado cercano a la bola. Lo mejor de este ejercicio es que puedes realizarlo en el recorrido (incluso en torneos) antes de cada golpe. Para asegurarnos que estamos a la distancia de bola correcta dejaremos colgar nuestros brazos.

  1. Colócate a la bola (normalmente)
  2. Apoya el palo en tu pierna y mantente en posición de stance
  3. Relaja todos los músculos del tren superior
  4. Deja caer tus brazos, de forma natural
  5. Donde queden tus manos es donde debería estar el grip del palo.

Este ejercicio, además, proporciona un correcto ángulo de espalda. Si tu espalda está demasiado recta (alta) tus brazos colgaran a los lados del torso. Si estás demasiado agachado quedará más de una palma entre tus manos y tus piernas.

Ángulo de espalda.

Para realizar este ejercicio deberás grabar tu swing desde detrás de la bola y desde el frente del jugador, graba en la velocidad de vídeo más baja posible (slow motion)

  1. Visualiza el vídeo dibujando una línea en tu espalda (o coloca alguna marca)
  2. Deberías mantener el mismo ángulo de espala antes, durante y después del impacto.
  3. Coge un palo y colócalo contra tu espalda, de forma vertical, debería tocarte en tres puntos; la cabeza, a media espalda, la rabadila.
  4. Simula el movimiento de swing para experimentar la rotación correcta en la subida y bajada.

Alineación.

El ejercicio de alineación lo debería realizar todo golfista en todas sus prácticas, tenga problemas de alineación o no.

  1. Coloca un palo alineado hacia tu objetivo.
  2. Pega algunos golpes, asegurándote de que mantienes las líneas (pies, caderas, hombros…)
  3. Prueba de alinearte sin palo ni referencia.
  4. Una vez en stance, coloca el palo en tus pies y sal de la bola para comprobar tu alineación.

Últimas reflexiones:

Si tienes problemas de slice, hook (pulleado) o socket, probablemente estés quedándote sin espacio en la bajada y esta es la causa de tus malos golpes.

Escribe un comentario