Tag

Emprendedores

Browsing

Los fundadores de startups corren el riesgo de perderse en las minucias de las exigencias diarias.

Klever Tee Time / Redacción

Allison Kopf, fundadora y consejera delegada de la plataforma tecnológica agrícola centrada en el cannabis Artemis y socia inversora de XFactor Ventures, liderar una startup con éxito es parecido a emprender un largo viaje por carretera.

Kopf ha formado parte de la lista de Forbes 30 Under 30, y su startup ganó la competencia TechCrunch Disrupt SF Battlefield de 2015. Durante la ronda de financiación de la serie A de la compañía en 2019, Artemis recaudó 8 millones de dólares y se ha centrado cada vez más en la industria del cannabis. “Su trabajo son básicamente tres cosas”, dice esta. “Uno, asegurarte de tener la dirección de hacia dónde va el autobús.

Dos, asegurarte de que tienes gasolina en el depósito. Y tres, asegurarte de que las personas adecuadas están en el autobús“. “Si eres capaz de hacerlas todas, tendrás éxito en cualquier puesto”, añadió. “Pero hay matices”.

Tres cosas que los fundadores necesitan saber sobre el liderazgo.

1. Saber hacia dónde te diriges

Para Kopf, mantener estas tres prioridades en mente a diario es esencial para el éxito de su startup.

“Tienes que tener una visión establecida. Y tienes que seguir evaluando estas tres cosas siempre”, dice. “Necesito que la gente conozca el negocio, y necesito contar la historia tan a menudo como sea posible”.

Eso también se extiende a conocer el tipo de inversor adecuado con el que asociarte, y asegurarte de que tus intereses y su modelo de negocio están alineados con los tuyos.

“Una buena asociación tiene que ser bidireccional. Tienes que devolver el dinero de alguna forma, ya sea que les devuelvas el dinero o que les devuelvas un montón de dinero algún día. Pero también deben ser un buen inversor y socio para ti”, dijo Kopf.

2. Tener suficiente combustible para cada etapa del viaje

No todas las startups necesitan utilizar el poderoso mecanismo de la financiación de capital riesgo.

Al igual que los distintos motores funcionan con gasolina, diésel o electricidad o algún tipo de mezcla, Kopf asegura que las empresas individuales tienen sus propios requisitos de financiación que se ajustan a su modelo de negocio y estrategia de crecimiento.

“Hay diferentes cosas que tienes que evaluar cuando estás haciendo eso. Sin embargo, hay que tener suficiente dinero en efectivo para que el negocio siga funcionando”, dice.

Y al igual que el depósito de combustible de tu vehículo, querrás saber que tienes un lugar al que acudir si, o cuando, necesites capital fresco.

“¿Serán [los financiadores] los que dentro de 10 años sigan por aquí? ¿Es un fondo que va a seguir existiendo? ¿Van a hacer un seguimiento, o esas cosas son importantes para ti?”, dijo Kopf.

“La fase inicial es muy arriesgada”, añadió. “Quieres a alguien que pueda estar ahí mañana”.

3. Llevar contigo a las personas adecuadas

Una gran parte del trabajo del fundador es encontrar a las personas adecuadas para unirse al equipo, y luego permitir que hagan su trabajo sin mucha microgestión.

“Debería estar contratando. No debería dedicar tiempo a la gestión interpersonal”, dice Kopf. “Debería poner a la gente en el autobús, dirigirla en una dirección y marcharme”.

“Me parece que algunos fundadores – especialmente cuando todo va muy bien – se distraen y se desconcentran”, dijo. “Si esos son mis únicos tres objetivos en el día a día… hace que hacer mi trabajo sea exponencialmente más fácil”.

Las mujeres emprendedoras a nivel mundial reciben menos financiamiento que los hombres aunque representan al 38% de los fundadores de las empresas.

Klever Tee Time / Redacción

Cuando una mujer y un hombre emprendedores presentan una propuesta comparable para conseguir financiamiento, los inversionistas dan preferencia a  las empresas lideradas por hombres. Un estudio de UBS, explica las repercusiones económicas a nivel internacional ante la brecha de género en materia de inversiones.

Sólo 2% del capital que los inversionistas destinan a los emprendedores en Estados Unidos son asignados a compañías fundadas por mujeres, aún cuando estas empresas representan 38% del total de las startups.

Menos del 3% del financiamiento se destina a las compañías que tienen una mujer CEO. Esto puede estar relacionado con que 86% de las firmas de venture capital no tienen mujeres en puestos de dirección.

“La discrepancia de financiamiento no se puede atribuir a diferencias en el contenido o la competencia de los fundadores, los inversionistas casi siempre confían en su red de colegas para obtener financiamiento, lo que cierra el mercado para las mujeres emprendedoras”.

La investigación arrojó que es fundamental tener una red sólida de apoyo, los hombres, en general, tienen más probabilidades de formar parte de una red social, lo que les facilita orientación, validación, un modelo de negocios e información más útil sobre posibles clientes y proveedores. En contraparte, “la mayoría de las mujeres que no invertían, no conocía a ninguna compañera o modelo a seguir que fuera inversionista”.

Más allá del acceso a una red, el estudio sostiene que otro de los obstáculos durante el proceso de financiamiento es que la mayoría de los tomadores de decisiones que conforman las redes sociales y/o apoyo, es decir, los directores ejecutivos exitosos de las nuevas empresas, son hombres blancos.

Debido al sesgo representativo, las mujeres empresarias se perciben a sí mismas como diferentes y menos capaces que sus homólogos masculinos. UBSdenuncia que invertir en empresas dirigidas por mujeres, puede verse como más riesgoso y no conveniente ante los ojos de sector representativo a pesar de que los perfiles de las empresas dirigidas por mujeres son similares y, en ocasiones, mejores.

Por otra parte, los estereotipos de género existentes también pueden dar lugar a sesgos que afecten las posibilidades para que las mujeres obtengan financiamientos para sus proyectos por parte de inversionistas. Basado en el estudio, se espera que las mujeres muestren comportamientos “femeninos” tales como la calidez, expresividad emocional y sensibilidad, mientras que de los hombres se espera asertividad y dominio.

A diferencia de los hombres emprendedores, es más probable que a las mujeres emprendedoras que aspiran ser financiadas, se les hagan preguntas relacionadas con sus planes de vida a nivel familiar, lo que sugiere que por el hecho de ser mujeres, la maternidad sería una posible distracción que podría afectar negativamente el desempeño o la capacidad para liderar.

En ese sentido y de acuerdo con la UBS, “las mujeres pueden ser percibidas como más distraídas y menos comprometidas o capacitadas como para tener una oportunidad”, lo que amplía la brecha de mercado y de género.

La otra cara de la moneda: Mujeres al frente

Adesuwa Okunbo Rhodes es fundadora de Aruwa Capital Management (ACM) y la UBS recuperó su testimonio. Después de haber pasado 12 años en banca de inversión, Adesuwa Okunbo lanzó ACM con su propio dinero para tener un impacto en la sociedad, romper paradigmas y cambiar la narrativa para mujeres y microempresas en África.

Aruwa Capital es uno de los pocos fondos de equidad de crecimiento y enfoque de género fundados y dirigidos por mujeres africanas en el continente. Para Okunbo, “fue importante asegurarme de que mediante el lanzamiento de un fondo propio, podría brindar a las mujeres emprendedoras acceso a capital donde tradicionalmente no tendrían acceso, debido a las barreras estructurales que existen más si se trata de mujeres y personas de color que enfrentamos una doble discriminación”.

La investigación de la UBS, muestra que cuando una mujer está en el equipo de inversión de una empresa, se tiene un 40% más de probabilidades de invertir en las empresas que tienen a mujeres como directoras ejecutivas.

“Lo que logramos en Aruwa fue crear historias de éxito para motivar e inspirar a las mujeres y también crear oportunidades para invertir en más mujeres”.

Ante la crisis económica por la COVID-19, el respiro económico podría provenir de la aportación de las mujeres, “el efecto multiplicador tan significativo cuando las mujeres están empoderadas en la sociedad puede ser un gran motor para la creación de empleo y el alivio de la pobreza en el continente”, advierte UBS.

Desafortunadamente, parte de la estrategia empresarial parece consistir en esconder esas feas verdades bajo la alfombra y presentarse como los líderes amantes de los negocios que nuestros y clientes esperan que seamos.

Klever Tee Time / Redacción

Tal vez un vistazo a las partes más profundas y oscuras de empresarios , aspirantes o clientes , y a empatizar mejor con el viaje empresarial que tiene lugar a puerta cerrada. Te sorprenderá lo que encontrarás.

Secreto 1: Las personas enfadadas suponen una amenaza aterradora

Por muy bueno que sea tu producto o servicio, si juegas al juego empresarial durante el tiempo suficiente, seguro que de vez en cuando te encuentras con clientes insatisfechos -o quizás, insatisfechos-. Como empresarios responsables del éxito de nuestro negocio, nuestra primera reacción ante un cliente insatisfecho debería ser una auditoría interna. ¿Nuestro producto se ha quedado corto y no ha cumplido con lo prometido? ¿Nuestro marketing hizo declaraciones falsas o promesas elevadas que no pudimos cumplir?

A veces la auditoría interna revelará que el cliente insatisfecho era un caso aislado y no era culpa de la empresa. A veces, personajes desagradables y malintencionados con tendencia a hacer ruido y causar estragos se abren paso en su embudo de ventas o en su lista de clientes. Estos clientes son los “odiadores” que los empresarios no están acostumbrados a esperar, y a diferencia de los odiadores de las redes sociales que pueden ser “bloqueados”, estos tipos pueden tener un impacto negativo significativo en la reputación de su empresa.

En el mundo actual de la “cultura de la cancelación”, en el que el público se pone rápidamente del lado de los individuos frente a las empresas, las disputas con los clientes, las devoluciones, las reseñas negativas, los comentarios despectivos e incendiarios y los anuncios falsos pueden pesar mucho en la mente de los propietarios de empresas.

Cuando la sociedad afirma que “el cliente siempre tiene la razón”, se da a la gente un poder ilimitado (ayudado por su amplio e inmediato alcance mundial a través de las redes sociales) para mutilar permanentemente la reputación de una empresa sin permitirle un trato justo. Este miedo hace que los empresarios caminen, hablen y hagan marketing sobre cáscaras de huevo, agachándose para apaciguar incluso a los clientes más exigentes, simplemente para proteger su frágil reputación de los caprichos de los furiosos guerreros del teclado y los pseudoinfluenciadores que buscan la atención de una pelea digital.

Secreto 2: Los picos de ventas generan inseguridad

Esto puede parecer contradictorio para un no-empresario, pero tener nuestro mejor mes en ventas no es en realidad el logro más bienvenido. Por supuesto, queremos ventas: es una métrica clave para el éxito del negocio, y cuantas más, mejor. El problema es el siguiente: cada pico de ventas o hito elevado marca un nuevo récord personal (PR); eso significa que nos exigimos a nosotros mismos un nuevo y más alto estándar empresarial.

¿El problema de los estándares elevados? Son más difíciles de igualar o superar. En lugar de que el hito de ventas nos infunda confianza en nuestra capacidad para “volver a hacerlo” o superar este logro el mes que viene, muchos empresarios se enfrentan a un problema irresoluble que impregna todos los negocios: la incertidumbre.

Ser empresario significa sentirse cómodo -o al menos acostumbrarse- a los inciertos altibajos de la propiedad de un negocio. Las ventas del mes pasado no garantizan las del mes que viene ni nuestra capacidad para volver a alcanzar ese impresionante hito en los ingresos. Sin embargo, crean una mayor presión para intentar hacerlo, acompañada de intensos sentimientos de vergüenza y fracaso si no somos capaces de recrear o superar ese elevado rendimiento. Esa inseguridad persigue a muchos empresarios todos los días, especialmente después de su mejor mes de ventas.

Secreto 3: El plan de negocio universal a 5 años

Se supone que los emprendedores deben tener un plan: de tres meses, de seis, de dos, de cinco, de diez y más. Y muchos de nosotros lo tenemos, más o menos. Tenemos planes provisionales: pueden ser increíblemente detallados, hasta la fecha de lanzamiento de futuros productos, o pueden ser más generales, con objetivos mensuales o trimestrales.

Sin embargo, hay una cosa que todos tenemos en común: ninguno de nosotros tiene una idea real de cómo será nuestro negocio (o nuestra carrera, en realidad) en los próximos cinco años.

Planificamos y luego la vida pasa, como el viaje de la mayoría de los seres humanos en el mundo actual. La diferencia para los emprendedores es que hemos creado la ilusión de que poseemos algún elemento mayor de certeza en torno a lo que nos depara el futuro, y nuestro plan de 5 años está claramente definido, es férreo y está respaldado por diez discos duros externos y tres nubes para garantizar que se haga realidad.

La verdad es que los empresarios no son adivinos y no tienen ventaja sobre los demás a la hora de determinar lo que nos depara el futuro. La mayoría ni siquiera estamos seguros de que nuestras empresas seguirán existiendo en los próximos cinco años. Incluso los que hemos experimentado años de crecimiento y éxito continuos a veces nos preguntamos si nuestra fiebre del oro de las ventas es un pozo fugaz que se secará inesperadamente y nos dejará rascándonos la cabeza y de vuelta al punto de partida.

Secreto 4: Todos apuestan (a menudo con miles de dólares)

Cuando piensas en un jugador profesional, probablemente te imagines a un tipo de mediana edad en un casino con el pelo peinado hacia atrás y un puro colgando de la comisura de los labios. Si estoy totalmente equivocado, probablemente sea porque sólo he pisado un casino una vez; estoy demasiado ocupado apostando a la manera empresarial: con nuevos productos y campañas de marketing.

Permítanme disipar el mito utilizado para catapultar a los empresarios a un elevado pedestal dorado, construido para los líderes mundiales y los titanes de la industria: No, no somos adivinos y no sabemos lo que va a pasar con nuestra próxima gran campaña de marketing o el lanzamiento de un nuevo producto. ¿Los resultados de esa decisión de 20.000 dólares que acabamos de tomar? Es una sorpresa, tanto para nosotros como para los demás. En serio.

Como empresarios, tenemos que asumir riesgos calculados. El hecho de que sean “calculados” no significa que vayan a terminar a nuestro favor. “Calculado” significa simplemente que hemos sopesado los pros, los contras y hemos determinado la cantidad que estamos dispuestos a perder en caso de que este negocio desconocido se vaya al traste. Y sí, a veces nos jugamos miles de dólares en nuevas campañas, productos, asociaciones e iniciativas, y no salen según lo previsto.

Ser un “empresario experimentado” no te hace inmune a un lanzamiento fallido o a un producto no rentable. Nos pasa incluso a los mejores. ¿Cuántas naves espaciales de Elon Musk tienen que explotar en pleno lanzamiento para que nos demos cuenta de que los fracasos son una parte normal de la vida y de los negocios, incluso para los empresarios más experimentados y consumados?

Secreto 5: Este es súper Intenso

¿Recuerdas que acabo de decir que el fracaso es una parte normal del proceso empresarial, especialmente cuando apostamos nuestro presupuesto y tiempo de marketing en nuevas empresas y campañas que pueden fallar totalmente? Y lo que es peor: cuando los empresarios fracasan, asumimos que todo el mundo lo sabe y se ríe directamente de nosotros, aunque nadie fuera del equipo central de nuestra empresa privada debería tener acceso a esas estadísticas de ventas e informes financieros…

Como emprendedor que ha experimentado una buena cantidad de fracasos, puedo dar fe de que cuando un nuevo producto se lanza con resultados mediocres, nos sentimos totalmente expuestos, como si nuestro fracaso fuera transmitido para que todos lo vean. Después de hablar con docenas de empresarios que se han enfrentado a innumerables fracasos propios, puedo confirmar que no estoy solo. Algunos lo ocultan mejor que otros.

Puede que intenten esconder el fracaso bajo la alfombra o pasar rápidamente a su siguiente lanzamiento, pero secretamente se sienten avergonzados, como si su público y el mundo acabaran de verlos como lo que realmente son: un charlatán sin cualificación. Sí, se sienten como charlatanes, impostores y pseudoprofesionales que no merecen el título de “empresario” cuando un nuevo producto fracasa o un lanzamiento sale mal.

¿No debería un “empresario” saber más?

¿No debería su título de “director general” otorgarle la sabiduría necesaria para elegir los productos adecuados, planificar las estrategias de lanzamiento correctas y ejecutar esas campañas de manera que se traduzcan en un flujo continuo de éxitos y beneficios?

Los empresarios a menudo se preguntan cuánto tiempo pasará hasta que se les “descubra” como los charlatanes poco cualificados que son en realidad, y temen ser tan buenos como su último lanzamiento.

Los emprendedores extranjeros en México no solo transforman el ecosistema de innovación nacional, sino que también potencian la rentabilidad de sus empresas.

Klever Tee Time / Redacción

En México, 31 % de 328 fundadores quienes forman parte de 204 emprendimientos se identifican como extranjeros; es decir que tres de cada diez creadores en el país llegaron a México y fundó una empresa.

Emprendedores extranjeros en México

El impacto de este 31 % es notorio, pues tan sólo en Ciudad de México, este grupo de emprendedores extranjeros a construido 9,800 empleos y ‘levantado’ 1,072 millones de dólares.

Esto significa que además de aportar su conocimiento y creatividad a la innovación del ecosistema empresarial nacional, los emprendedores extranjeros atraen capital de otros países a México.

Lo que contribuye a la construcción de un hub de emprendimiento a nuestro país.

Los datos forman parte de los resultados del estudio El Fenómeno de la Migración de Emprendimiento a México, elaborado por Endeavor, con el apoyo de EY y la U.S. México Foundation.

Los números hablan

El 2020 fue un año histórico para la atracción de recursos dirigidos a emprendimientos en la capital del país, con inversiones totales por 972 millones de dólares.

A pesar de la pandemia y aunque el número total de inversiones ha caído desde 2017, el estudio encontró que durante el año pasad el monto de cada transacción se incrementó.

Lo anterior muestra un indicador del creciente compromiso de los fondos de capital de riesgo para invertir en la región.

Mayor atracción de capitales

La diversidad en los equipos que innovan en el mundo empresarial también tiene beneficios para el fondeo.

La investigación mostró que las compañías con equipos formados por mexicanos y extranjeros recaudan más capital en comparación con las que sólo están integradas por emprendedores nacionales.

El último dato reportado por Endeavor Review indica que las compañías con equipos diversos por nacionalidad levantaron 1.072 millones de dólares, mientras que las conformadas por mexicanos lograron 521 millones.

En otros términos, las compañías con al menos un cofundador extranjero han traído aproximadamente tres veces más capital a México que aquellas con cofundadores locales.

Este hallazgo sugiere que la diversidad de nacionalidades en una directiva es una característica clave para el éxito en el emprendimiento en tecnología.

El impacto también se refleja en la creación de empleos, con 5,175 puestos nuevos desde emprendimientos diversos por nacionalidad.

¿De dónde llegan los emprendedores?

Con 49 %, Europa es por mucho el mayor semillero de emprendedores extranjeros en México, de acuerdo con datos de una encuesta que formó parte del estudio de Endeavor Review.

A esta región le sigue Sudamérica con 26 %, Asia con 13 %, América del Norte con 10 % y finalmente África y Oceanía con 1 % cada una.

Por atracción de capitales, la mayor parte de los recursos provienen de fondos de capital de riesgo extranjeros, principalmente con sede en Japón ($759 millones de dólares), Estados Unidos ($688 millones de dólares), y México ($257 millones de dólares).

Las compañías que recibieron estos fondos son:

  • Compañía de tecnología.
  • Fundada antes o después de 2010.
  • Recaudó capital de fondos de capital de riesgo.
  • Sigue operando (es decir, no fue adquirida o vendida).

Hay otro elemento que destaca el estudio y es que 62 % de las compañías con confundadores extranjeros escalaron crecieron sus equipos, es decir, que construyeron fuentes de empleo a partir de sus innovaciones.

En el análisis se especifica que esto no tiene que ver con su nacionalidad per se, sino con características que los destacan relacionadas con experiencias previas.

¿Por qué México?

Los emprendedores extranjeros en México ven atractivos comerciales, profesionales y personales de venir al país.

  • Razones comerciales (90 %)
  • Razones profesionales (63 %)
  • Razones personales (57 %)

El financiamiento se ha disparado en América Latina en la última década. Según LAVCA, en 2011, el monto de capital que llegó a la región fue de un poco más de 140 millones de dólares; en 2019, esa cantidad creció a más de 4,006 millones de dólares.

La firma de capital de riesgo ALLVP, con sede en México, condujo otro estudio en el que identificó 350 startups regionales que reunieron más de 1 millón de dólares desde 2015, y encontraron que México era el principal destino de expansión.

De hecho, según su análisis, las tres principales rutas de expansión que han tomado las startup conducen a México, desde Colombia, Brasil y Argentina, en orden descendente.

De acuerdo con la encuesta, el 41 % de los emprendedores extranjeros comentaron que llegaron a México porque sus parejas eran mexicanos(as).

El 34 % de los emprendedores expresaron que su deseo de vivir en México influyó en su decisión de convertirse en emprendedores en el país. Ya sea por la cálida cultura o el bajo costo de vida, muchos se enamoraron de México.

Desafíos y recomendaciones

En el análisis de los datos también se encontraron desafíos para los emprendedores extranjeros en México, para iniciar una empresa en el país.

  • Acceso a talento, 42 %;
  • Acceso a capital, 20 %
  • Acceso a clientes, 10 %

Un desafío común que es único para emprendedores extranjeros es la falta de contactos, lo cual hace difícil no sólo conseguir clientes, sino también poder arrancar el negocio.

Luego de los hallazgos, Endeavor elaboró una lista de recomendaciones para los tres principales grupos de stakeholders:

Gobierno

  • Mejorar la calidad de vida local; seguridad y comodidades.
  • Destacar a México como un hub de emprendimiento: flexibilidad en su sistema migratorio.
  • Mejorar los tramites con las dependencias del Estado.
  • Reformas que eliminen limitantes de contratación.
  • Facilitar trámites y procesos de identificación (abrir cuentas bancarias).
  • Desarrollar programas de apoyo a emprendedores.

Emprendedores locales

  • Invertir en formación en el extranjero.
  • Considerar a un extranjero como cofundador de un emprendimiento.

Emprendedores extranjeros

  • Conocer los procesos de residencia mexicana.
  • Explotar las posibilidades de teletrabajo.
  • Considerar a un mexicano como cofundador de un emprendimiento.