Tag

Fortaleza Mental

Browsing

Jugar a un buen nivel en los momentos clave de la vuelta demuestra un buen nivel de golf.

Klever Tee Time / Redacción

Cualquier persona aficionada al golf ha soñado con una actuación brillante en los momentos de presión, ya sea meter un putt para ganar el torneo, acabar los últimos hoyos sin sufrir o atacar la bandera del 18.

¿Qué es realmente necesario para ser competitivo en los momentos clave?

Evidentemente solo con un buen swing no es necesario. Dicen por ahí que la limitación nunca es física, hasta afirman que cualquier persona que sepa golpear decentemente a la bola puede ganar un Major Championship.

Solo hay un factor que comparten los mejores golfistas del mundo y no es una buena técnica. Cada golfista mueve el palo y la bola “a su manera” así que lo que marca la diferencia en los momentos clave de la vuelta es un factor del que seguro has oído hablar; La fortaleza mental.

¿Qué es la fortaleza mental en golf?

Tener fortaleza mental significa que eres capaz de acceder a tu mejor juego, a tu mejor desempeño en el campo, en cualquier situación. Básicamente se basa en saber gestionar el stress y los nervios del juego para que no afecte ni un ápice a tu concentración.

Antes de contarte una de las formas más sencillas para ganar fortaleza mental, me tomo las siguientes líneas para desmentir algunos de los mitos referentes a la fortaleza mental en golf:

 La fortaleza mental es innata, no puedes aprenderla.

 Las personas fuertes mentalmente son poco amigables y chulescas.

 No puedes ser fuerte mentalmente si no estas cómodo con tu juego (ese día)

La respuesta es simple: Todas las anteriores son incorrectas

Ahora que ya hemos dejado atrás los falsos mitos, vamos a centrarnos en que puedas mejorar tu fortaleza mental en el campo de golf.

FÍJATE EN ESTE SIMPLE PROCESO:

Pensamiento / Diálogo interno / Lenguaje corporal à Emociones à Respuesta muscular

La premisa es simple; todo lo que pensamos, nos decimos a nosotros mismos y hasta nuestro lenguaje corporal deriva en emociones, y nuestras emociones desencadenan una respuesta (física) en nuestro cuerpo.

Por ejemplo: Si tu voz interior te dice que no puedes conseguir algo tendrás más emociones negativas; miedo, dudas, temores… lo que derivará en reacciones psicológicas negativas; tensión, temblores, presión… y todos sabemos como afectan estos factores al swing de golf.

El punto positivo es que podemos dirigir nuestros pensamientos y diálogos internos hacia la dirección correcta, incluso adaptando un lenguaje corporal positivo, podemos generar emociones positivas; confianza, determinación, persistencia… lo que nos llevará a reacciones físicas positivas como movimientos fluidos, acciones perfectas, etc.

SEPARA TU YO PERSONAL DE TU YO GOLFISTA

Una de las mejores (y más rápidas) formas de generar confianza en nuestro juego y crear fortaleza mental es separar nuestra persona de nuestro yo golfista. Creando algo así como un alter ego, nuestro yo golfista, alejado de miedos, dudas o malos pensamientos.

Es lo que hacen los grandes deportistas. De cualquier especialidad, son capaces de acceder a su “yo-deportista” donde nada les importa lo que sienta o padezca su “yo-personal”. Podríamos decir que los mejores deportistas son también una especie de grandes actores.

Bubba Watson es uno de los máximos exponentes de esta práctica en el mundo del golf. Su yo golfista tiene una fuerte personalidad, se atreve con todo, mueve la bola a su antojo y nunca falla. Has leído bien.

Nunca falla. Bubba va un poco más allá y libera dudas y tensiones con esta mentalidad de golfista perfecto, él siempre lo hace bien, no dá un mal golpe; si la bola no va donde debe es porque su caddy le ha dado mal la información. Una fórmula para no perder nunca ni un ápice de confianza.

TU LENGUAJE CORPORAL GENERA UNA RESPUESTA EMOCIONAL.

Es algo demostrado científicamente por las Universidades de Harvard y Columbia, en un estudio conjunto de 42 sujetos y sus diferentes posturas, lenguaje corporal, etc.

El resultado es claro. Las posturas más “empoderadoras” generaban niveles mucho mayores de testosterona y menores de cortisona. Por lo que las personas se sienten más confiadas y decididas. Pero también al revés, las personas con posturas “poco poderosas” cabizbajas, hombros decaídos, espalda doblada… sufrieron niveles de estrés más altos.

ACTÚA A TU MANERA CON EL PENSAMIENTO CORRECTO.

La próxima vez que juegues a golf me gustaría que actuaras como un auténtico golfista, como un campeón. Utiliza un lenguaje corporal muy confiado, da igual como estés jugando o como sientas tu juego, ahora que conoces el impacto real que esto tendrá en tus emociones… actúa como si fueras un jugador del Tour, camina confiado entre golpes y en cada momento de la vuelta; ten en cuenta tu postura y procura divertirte y reírte tanto como te sea posible.