Tag

Golfista

Browsing

Las leyendas y en este caso, nos cuentan historias inciertas sobre particularidades de nuestro deporte.

Klever Tee Time / Redacción

Inicialmente y no se sabe “gracias” a quién, estuvo circulando la idea de que la palabra “golf” se originó como un acrónimo de “gentlemen only, ladies forbidden” (“solo caballeros, señoras prohibido”).  

Eso es más probable que fuera por motivo de un pobre hombre amargado por su mujer que otro motivo mas coherente; olvidaros de dicho cuento si alguna vez había llegado a vuestros oídos.

La realidad es más convincente, ya que como la mayoría de palabras modernas, la palabra “golf” se deriva de las antiguas lenguas y dialectos. En este caso, las lenguas en cuestión son las escocesa y la holandesa de la edad media.

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Golf-deporte-elite-en-Argentina-1024x768.jpg

El término en holandés medieval “kolf” o “kolve” significaba “club”. Se cree que la palabra pasa a los escoceses, cuyo dialecto escocés antiguo transformado en la palabra “golve”, “gowl” o “gouf”.  Podemos decir con toda certeza de que la palabra “golf” surje en el siglo XVI.

Las fuentes en las que se ha documentado no son otras que el Museo Británico de Golf y la Biblioteca de la USGA.

Hay circunstancias del juego es recomendable utilizar un palo más corto de lo que pensamos.

Klever Tee Time / Redacción

Parece sencillo y obvio, pero no está demás el recordar en que momento de el juego utilizar un palo mas corto para poder jugar mejor en esas situaciones

  1. Nuestra bola está situada en “fairways” (calles) secas y duras;
    • La bola hará mas distancia al tocar la calle
  2. Cuando nuestro golpe se encuentre cuesta abajo o con el viento a favor;
    • Cuesta abajo, la bola saldrá más baja y al contacto con la calle correrá más,
    • Al levantar la bola, está se verá afectada a favor por el viento, lo que producirá más distancia de vuelo,
  3. Estamos nerviosos, enojados o bajo una situación con adrenalina elevada:
    • Ya sabemos que con adrenalida elevada somos más agresivos, de ahí la importancia del caddy en los jugadores Pros,
  4. En nuestro “approach”, el obstáculo peligroso está detrás del green;
    • Seamos conservadores y golpeemos a la bola evitando el error, si este está pasado el green,
  5. Nuestro juego es agresivo y nos sentimos más cómodos con golpes completos;
    • Preferimos jugar un golpe completo a medio golpe, siendo un jugador nada conservador.

 Hasta 15 posibles modalidades diferentes, en las que puedes jugar una partida de golf.

Klever Tee Time / Redacción

Deberemos tener en cuenta que sobre cada modalidad de juego se deberá aplicar el handicap para equilibrar los niveles de juego de los distintos competidores.

Copa Canada: (parejas)

La Copa Canadá es una modalidad de juego por parejas en la que cada jugador de la pareja juega con su bola, siendo el resultado de la pareja en cada hoyo la suma de los resultados de cada uno de los jugadores que la forman.

FourBall: (parejas)

Cada jugador que forma una pareja juega con su propia bola, puntuando en cada hoyo el mejor resultado de la pareja.

Foursome: (parejas)

Cada pareja juega una sola bola, alternando los dos jugadores que la forman las salidas en cada hoyo así como los golpes posteriores.

Greensome: (parejas)

  • Cada uno de los jugadores que forman la pareja ejecutan el golpe de salida en cada uno de los hoyos,
  • Se continúa el juego con una de las dos bolas, libremente elegida por la pareja,
  • Se alternan posteriormente los golpes hasta terminar el hoyo.

Greensome Chapman: (parejas)

Cada jugador de la pareja da su golpe en el lugar de salida. Despúes cada jugador golpea la bola de su compañero. Entonces eligen una de las dos bolas y continúan con ella dando golpes alternos.


Texas Scramble: 
(2 o más)

  • Todos los jugadores salen en cada hoyo con su propia bola.
  • Para el siguiente golpe se elige la bola más conveniente de las que se hayan jugado.
  • Desde ese punto, vuelven a jugar todos los Jugadores y así sucesivamente hasta acabar el hoyo. El número de golpes, para cada hoyo, será el de la primera bola que entre en el hoyo.

Mejor y peor: (parejas)

Cuatro jugadores. Cada uno juega su bola y en cada hoyo se ponen en juego dos puntos: uno por el mejor resultado, como en un fourball, y otro por el mejor de las dos bolas peores de cada bando.

Sindicato: (3)

Para partidos de tres. En cada hoyo se ponen en juego seis puntos, que se distribuyen de la siguiente forma:… 2 puntos para cada uno en caso de empate entre los tres; 3 y 3 puntos para cada uno de los dos jugadores que ganan e hoyo; 4, 1 y 1, cuando un jugador gana el hoyo y los otros dos empatan el segundo resultado; y los dos mejores se distribuyen 4 y 2 puntos cuando se producen tres resultados diferentes.

Skins: (3 ó 4)

Para tres o cuatro jugadores. Cada hoyo está dotado con una cantidad de puntos o de dinero, que gana el jugador que consiga el resultado más bajo. En caso de empate, “el premio del hoyo” se pasa al siguiente y así sucesivamente, hasta que uno de los competidores gane el hoyo a todos los demás. Es posible, por tanto, que un jugador que no ha estado luchando en hoyos anteriores que han terminado en empate se lleve las ganancias de esos hoyos.

Match Play: (2)

Se juega por hoyos. Gana el hoyo quien lo haya hecho en menos golpes que su rival y no es imprescindible acabar de meter la pelota en el hoyo: vale el putt dado. Se lleva la cuenta acumulando los hoyos ganados y restando los perdidos y se suele decir que un jugador va tantos arriba o tantos abajo. El partido termina cuando un competidor lleva más hoyos ganados que hoyos quedan por finalizar la vuelta.

Medal Play: (2 o más)

Es el juego por golpes. Gana el jugador que realice la ronda en el menor número de golpes. Juegan todos contra todos.

Stableford: (2 o más)

Fórmula de juego en la que en cada hoyo se puntúa con relación al par de cada jugador (handicap):… 1 punto por el bogey, dos por el par, tres por el birdie, cuatro por el eagle. Gana quien suma más puntos.

Eclectic: (2 o más)

Cada jugador juega dos vueltas o más al recorrido, puntuando para el resultado definitivo, el mejor logrado en cada hoyo en las vueltas jugadas.

Bingo, Bango, Bongo: (2 o más)

En cada hoyo se disputan tres puntos:

  • el primero, para el jugador que llegue a green en menos golpes
  • el segundo, para el jugador que deje la bola más cerca del hoyo pateando
  • el tercero, para quien haga menos golpes.
    En los pares 3 sólo se disputan los puntos segundo y tercero.
    Cuando hay empate se arrastra el punto al siguiente hoyo.

Pim, Pam, Pum: (2 o más)

Para todo tipo de partidos, en cada hoyo se disputan tres puntos:

  • el primero, para la mejor salida
  • el segund, para el que quede más cerca de bandera (en los pares 3 y 4; en los pares 5 el segundo punto se gana con el tercer golpe)
  • el tercero, para el jugador que meta el putt más largo.

Un buen juego corto depende básicamente de tres factores; toque, sensación y técnica. Además de una buena imaginación para plantear el golpe adecuado en cada momento. 

Klever Tee Time / Redacción

Un principal problema que experimentan los golfistas aficionados alrededor de green es que se complican demasiado la vida, el golf ya es bastante complicado. En esta edición de consejos intentaremos simplificar al máximo el juego alrededor de green.

#1 Manos bloqueadas = chip consistente.

Casi todos los malos golpes de chip tienen su origen en una excesiva acción de manos y muñecas durante el golpeo. En un golpe de chip no debemos quebrar las muñecas, podemos controlar el golpe con los brazos y los hombros, pero las manos y muñecas deben actuar como un solo bloque, ajenas al golpe.

#2 Haz un chip simple

Este principio lo siguen todos los golfistas del Tour; No jugar nunca un golpe complicado cuando uno simple hace el mismo trabajo. Algo así como la mentalidad killer de un buen delantero de fútbol, si simplemente tiene que empujar el balón a gol… ¿para qué complicarse con jugadas?

Los buenos golfistas facilitan sus golpes alrededor de green con chips directos en lugar de arriesgados, pero bonitos, golpes por alto (cuando sea posible).

#3 Lanza con la mano y gana sensaciones

Una buena forma de ganar sensaciones e imaginación para el juego alrededor de green es lanzar bolas con la mano (en el green de prácticas) para observar como se comportan una vez botan en el suelo.  Al igual que cuando las golpeamos con el palo, diferentes trayectorias y velocidades, propiciarán diferentes rodadas de bola. Este recurso es muy bueno también para plantear el golpe en el recorrido.

#4 Madera 3 desde un lie duro y pelado.

Cuando cerca de green encuentres la bola en un lie duro y pelado, el objetivo principal será golpear primero la bola que el suelo, para evitar que el palo rebote o que se pueda hundir. La mejor opción en estos casos, para conseguir un contacto limpio, es usar la madera 3 con swing de putt.

Practica este golpe antes de emplearlo en el recorrido, la bola saldrá bastante viva, así que deberás habituarte al control de distancia.

#5 Mantén la bola baja y controlada

Siempre que sea posible la mejor opción es mantener la bola lo más baja posible. Jugar por alto puede ser muy bonito, incluso divertido, pero es mucho más difícil de ejecutar correctamente. Ya sabes, un swing más largo implica más riesgo.

Por otro lado, un swing corto y compacto, con la cara del palo recta es, prácticamente siempre, la mejor opción cuando no hay obstáculos en el camino.

#6 Déjate un putt en subida

Los golpes alrededor de green deben estar completamente planteados, nunca podemos tirar al tuntún. Evidentemente el objetivo principal será dejar la bola lo más cerca del hoyo que sea posible, para facilitar el putt.

Debemos tener en cuenta las caídas y pendientes del green, especialmente cerca del hoyo, para intentar dejar siempre un putt en subida. De este modo podremos tirarlo con más seguridad, facilitando el approach y putt, lo que no quieres nunca es dejarte un peligroso y tenso putt en bajada.

#7 Acorta backsing y alarga followtrough

Una de las principales causas de un juego corto inconsistente es la desaceleración del golpe, frenando la cabeza del palo a través del impacto. Este hecho hace que perdamos el control sobre el golpe y la distancia.

Es preferible realizar una subida ligeramente más corta y alargar el followtrough, de este modo nos aseguraremos de que la cara del palo pasa acelerando, lo que nos permitirá controlar mejor la bola.

Últimas reflexiones:

En definitiva, debemos tener claro un concepto. Alrdedor de green lo que nos interesa siempre es maximizar el control sobre la bola, así que la mejor opción es elegir el golpe que nos permita jugar la bola más baja y con menos swing. Minimizando al máximo las opciones de error.

Por: Marc Puig

Hay cosas que aprendimos en el Augusta National.

Klever Tee Times / Redacción

Por primera vez en varios años, Augusta National ofreció el tipo de condiciones que se favorecen para los campeonatos importantes

1. Más firme, más rápido, mejor

Las calles corrían rápido, los greens eran firmes y rápidos. Ambos dieron ataques a los jugadores.

Si bien es justo decir que los greens podrían haber bordeado el borde durante la primera ronda del jueves, la dificultad resultante llevó a un torneo mucho más atractivo. Los jugadores estaban nerviosos, y eso es parte del examen en una especialidad.

Justo cuando parecía que Matsuyama tenía el torneo firmemente en sus manos, lanzó su enfoque sobre el green y en el agua en el par 5 15. Eso no habría sucedido en el Masters muy suave de noviembre. También hizo bogey en el 16, poniendo tres en el green desde larga distancia.

Cada día ofrecía una oportunidad para que alguien disparara una puntuación baja. Justin Rose tenía 65 el jueves. Matsuyama igualó eso el sábado. El domingo, Jon Rahm, demasiado atrás para competir, registró 66. Tales condiciones requieren mucha precisión para prevalecer.

2. Más rugidos, más necesarios

Para ellos agradable tener espectadores de regreso en Augusta National después de que solo se permitiera a un puñado de miembros e invitados en noviembre. A veces, había grandes grupos de reuniones enmascaradas en toda la propiedad. Podías escuchar los vítores en Amen Corner desde la casa club. Simplemente no lo suficiente. Y no lo suficientemente fuerte.

Parte del atractivo de los Maestros son las gradas abarrotadas (no había estructuras nuevamente, como en noviembre), así como las hileras de clientes que intentan echar un vistazo a la acción. Las circunstancias de la pandemia exigieron una asistencia limitada. La esperanza es que vuelva a la normalidad en 2022.

3. A medida que el juego crece en todo el mundo

El Masters y Augusta National están comprensiblemente orgullosos de sus esfuerzos para hacer crecer el juego en todo el mundo con dos eventos amateur, incluido el Asia-Pacific Amateur, que comenzó en 2009. Matsuyama ganó el torneo dos veces como aficionado, obteniendo así un lugar en el Masters, que jugó por primera vez hace 10 años. El domingo, se convirtió en el séptimo jugador en ganar honores de aficionado bajo en el torneo y luego ganó la chaqueta verde. La gente del Masters usará su victoria como una forma de ayudar a alentar a los jugadores en Asia y en América Latina, donde se juega el Campeonato Amateur de América Latina, a retomar el juego y soñar con las hazañas de Matsuyama.

4. El trabajo mental de DeChambeau

Cuando Bryson DeChambeau dijo el otoño pasado que pensaba que Augusta National jugaría a un par de 67 para él, claramente no esperaba terminar empatado en el puesto 46. Había empatado en el puesto 34 en el otoño. DeChambeau pareció encaminarse con un 67 en la segunda ronda, pero abrió con 76 y luego agregó 75 y 75 el sábado y el domingo. Su longitud puede ser una ventaja, pero necesita mucho más para ser competitivo aquí.

“No creo que puedas imaginar este lugar”, dijo. “Hay tantas cosas sucediendo por aquí. El viento lo hace diabólico. Está volando a través de estos árboles y rebotando en los árboles y haciéndolo sentir en el viento cuando debería estar a favor del viento, y viceversa. No creo que tú Alguna vez podré resolverlo, pero tengo que estar más cómodo “.

5. Spieth ha vuelto

Eso ya lo sabíamos. Pero una actuación sólida que incluso dijo que estaba lejos de ser la mejor fue otro indicio del progreso que Jordan Spieth ha logrado este año. Una semana después de ganar el Valero Texas Open, Spieth empató en el tercer lugar en el Masters a pesar de que nunca pudo mantener mucho impulso y tuvo un triple bogey el jueves.

“Desearía tener el control de mi swing que espero que venga o creo que llegará pronto porque habría facilitado un poco las cosas esta semana, y golpeé la pelota realmente bien”, dijo Spieth, quien dirigió el campo en greens en regulación con 56 de 72. “Golpeé muchas calles. Me puse en posición de golpear muchos greens, y el control de la distancia es una de mis fortalezas con el juego de hierro. Hice un buen trabajo en eso .

“Así que, en general, he progresado mucho, pero siento que ese camino por delante sigue siendo importante para mí. Así que tengo al menos un par de semanas libres en este momento, donde descansaré un rato. y luego reagruparme y ver si puedo salir. Las semanas libres son en las que puede hacer quizás un 5% de diferencias “.

6. Schauffele tiene más lecciones que aprender

Xander Schauffele dijo lo mismo después de empatar en el segundo lugar en el Masters 2019, un golpe detrás de Tiger Woods. Sin lugar a dudas fue el mismo domingo que de alguna manera lo golpeó en el agua en el hoyo 16 después de poner las cosas interesantes con cuatro birdies consecutivos.

“Es otra lección para poner en el banco de memoria”, dijo. “[En] 2019, tuve un momento de hipo de novato de, ‘Dios mío, estoy liderando el Masters’. Este año estaba persiguiendo. Estoy jugando mejor que en 2019, y cometí un error en la selección de golpes y el viento “.

El triple-bogey 6 fue el primer triple que Schauffele ha logrado en una ronda de campeonato importante.

7. Koepka necesita más tiempo para curarse.

Hay que darle crédito a Brooks Koepka por hacer un esfuerzo para jugar el Masters solo tres semanas después de la cirugía de rodilla. Pero nunca pareció una buena idea. La forma en que caminó por una de las pistas más onduladas mostró la tensión que puso en su rodilla derecha. Koepka falló el corte y ahora probablemente estará fuera durante varias semanas para asegurarse de que la rodilla mejore. Probablemente hubiera sido mejor omitir este evento, algo que es fácil de ver ahora.

8. Se necesita un reinicio de Rory

El pensamiento aquí había sido que Rory McIlroy no estaba tan lejos. Que traer a Pete Cowen para ayudarlo antes del Masters podría ser una solución rápida para ayudar a enderezar su juego, y que las expectativas más bajas podrían significar un camino fácil hacia la contención en el único gran que no ha podido ganar. No.

McIlroy volvió a tener problemas y ahora se ha perdido el corte en el Players Championship y el Masters. Fue una demostración decepcionante para uno de los jugadores más populares del juego. Será interesante ver si puede encontrar su forma a tiempo para el Campeonato de la PGA el próximo mes en Kiawah, donde ganó el torneo en 2012.

9. Zalatoris no tiene estatus

Considere esto: a pesar de empatar en el sexto lugar en el US Open y terminar segundo en el Masters , Will Zalatoris no es miembro del PGA Tour. Es un miembro temporal especial debido a su éxito en los últimos seis meses y está seguro de ganar su tarjeta del PGA Tour para la temporada 2021-22. Pero tal como está, no es elegible para los playoffs de la Copa FedEx. Necesitas ser miembro de pleno derecho del PGA Tour para eso. En este momento, la única forma de lograrlo es ganando un torneo. Dada su forma reciente, eso parece inevitable.

10. The Masters siempre cumple

Bueno, realmente no aprendimos eso. Al parecer, siempre ha sido así. Pero Zalatoris lo resumió muy bien y mencionó a Tiger Woods en el proceso.

“Todos miran. Todos recuerdan”, dijo. “Me estaba riendo con mis padres [el sábado] por la noche hablando de cómo podría darte un recuerdo de cada hoyo. Mencioné que he visto muchachos durante años cuando el pin está atrás a la izquierda en el 10, muchachos fallando ese putt bajo. Ejemplos como ese.

“Pero creo que tiene mucho que ver con Tiger, muchos niños entrando en el juego y muchos niños viendo su éxito aquí, especialmente él ganó en el 97 y ganó en el 2019. Es nuestro creador de tendencias para el juego. Creo que esa es parte de la razón por la que tantos niños salen temprano, es que lo vimos sin miedo a una edad temprana. Así que salimos y jugamos sin miedo. Y además de eso, estábamos interesados ​​en ver el año del torneo en , año fuera.

“Y creo que eso es algo que el Masters hace tan increíblemente bien es que puedes ver cada tiro de cada jugador. Incluso [el domingo] por la mañana estoy sentado viendo a los muchachos jugar en el campo de golf para ver cómo se juegan los hoyos. Pero creo mucho de eso tiene que ver con Tiger “.

Pertenece a una generación más joven bendecida con un conjunto de habilidades de golf y la proximidad a un miembro del World Golf Hall of Fame

Klever Tee Time / Redacción

Si eres de cierta época, aprendiste de las formas místicas de la relajación en Amen Corner por las transmisiones de CBS. Eso es porque Ben Hogan le dijo a Ken Venturi, quien nos dijo que mirabas la bandera en el No. 11 para juzgar el viento mientras te parabas en el tee del No. 12.

Pero si pertenece a una generación más joven bendecida con un conjunto de habilidades de golf y la proximidad a un miembro del World Golf Hall of Fame, conoce los vientos arremolinados en el lugar icónico de Augusta National de otra manera.

“Lanny Wadkins me lo dijo cuando tenía 14 años”, dijo Will Zalatoris.

Sí, ese Lanny Wadkins. Ganador del PGA Championship que en sus 23 Masters compartió dos veces la ventaja de la primera ronda y tres veces terminó tercero y durante muchos años prestó su experiencia a la cobertura de CBS.

“Crecí (en el área de Dallas) con los hijos de Lanny Wadkins (los hijos Travis y Tucker)”, dijo Zalatoris, quien aclaró que no era tan atrevido a los 14 años como para pedirle consejo al 21 veces PGA. Ganador del Tour. “Solo recuerdo que me dijo eso (sobre el viento) y todavía lo recuerdo”.

Por supuesto, oír es una cosa, hacer otra muy distinta, y ahí es donde ayuda que ahora tengas 24 años y estés cargado de confianza.

“El tipo de broma que he estado diciendo con mi familia es: ‘Si soy lo suficientemente estúpido como para pensar que puedo jugar aquí, entonces soy lo suficientemente estúpido como para pensar que puedo ganar’”, dijo Zalatoris, quien tiene un larga lista de razones por las que no hay nada de malo en su optimismo.

Disparar 2 bajo 70, como hizo Zalatoris, para empujar cerca de la cima de la tabla de líderes en su primer Masters es la razón número 1.

Luego puede seguir desde cualquiera de estos puntos: cómo Zalatoris ha hecho el corte en 11 torneos consecutivos del PGA Tour en 2020-21; cómo ha terminado entre los 10 primeros cinco veces en este, su año de novato; cómo se le considera un candado para los honores de Novato del Año; cómo es el duodécimo en anotaciones en las últimas estadísticas del PGA Tour.

“Solo concentrándome en el proceso”, dijo. “Sé que es una declaración de prensa muy aburrida, pero es lo que me trajo aquí”.

No hubo nada aburrido en la primera ronda competitiva de Zalatoris en Augusta National. No con un competidor llamado Bernhard Langer que tenía dos Green Jackets antes de que naciera Zalatoris y jugaba su ronda 129 en el Masters. Y no con un drive de 330 yardas en el par 5 del 15 que lo llevó a un acercamiento de 200 yardas y un putt de águila corto para su primera pieza de cristal Masters.

Sin embargo, existía la intriga de ponerse en posición de contribuir a la historia de Masters. Es un producto de Wake Forest, como lo fue cierto cuatro veces ganador aquí, Arnold Palmer, sin mencionar a Wadkins y al inolvidable aficionado Billy Joe Patton, quien en 1954 entró en su primer Masters y terminó a un golpe de un desempate entre Sam. Snead y Ben Hogan.

Zalatoris sonrió. Él abraza tal linaje.

“Uno pensaría que la historia probablemente me presionaría un poco más”, dijo. “Pero en todo caso, solo me está [ayudando] a apreciar el hecho de que estoy aquí, y espero poder ser parte de esa historia”.

Así que adelante, dile que ningún jugador novato ha ganado el Masters desde Fuzzy Zoeller en 1979.

Zalatoris pudo señalar que su debut aquí acababa de incluir, además del águila en el 15, birdies en el icónico final de Amen Corner: el hoyo 12 par 3 y el 13 par 5.

Y luego podría señalar que su educación en Texas es un buen augurio en Augusta, donde los golfistas de Lone Star State se han llevado a casa un armario lleno de Green Jackets. Esa lista incluye a Jordan Spieth, quien en 2014 disparó 71 en su primera ronda en el Masters para entrar en la mezcla.

Otra sonrisa de Zalatoris, porque creció jugando golf junior con Spieth, quien ganó una chaqueta verde en 2015, y es una vara de medir adecuada para él.

La verdad es que Zalatoris está donde siempre creyó que estaría jugando en el Masters. Abriendo bajo par, estando en contienda, recolectando cristales … tal como lo imaginó.

En el golf está permitido llevar hasta 14 palos en la bolsa para jugar un partido. Quienes no están familiarizados con este deporte pueden parecerles muchos, sin embargo para algunos golfistas son pocos.

Klever Tee Time / Redacción

Configurar tu bolsa de palos en función de las necesidades que puedas tener en tu recorrido es fundamental. Empezaremos por desgranar qué palos componen la bolsa de golf media, compuesta por 4 tipologías de palo:

  • Maderas
  • Hierros
  • Wedges
  • Putt

Es muy inusual no jugar con el juego de hierros completo, o jugar sin el putter. Así que estos 9 palos (entendiendo que los hierros van del 3 al PW) y el putter tienen un puesto fijo en la bolsa.

Si has hecho los cálculos, ya te habrás dado cuenta de que los cambios en la bolsa de golf se producen básicamente en el juego de maderas o de wedges, añadiendo o quitando palos de un grupo para beneficio del otro.

En un caso concreto de juego de palos, puede estar compuesto por 16 piezas, teniendo que descartar 2 antes de cada partido.

  1. Driver
  2. Madera 3
  3. Madera 5
  4. Híbrido 19º
  5. Hierro3
  6. Hierro 4
  7. Hierro 5
  8. Hierro 6
  9. Hierro 7
  10. Hierro 8
  11. Hierro 9
  12. PW 48º
  13. GW 52º
  14. SW 56º
  15. LW 60º
  16. Putter

Entonces ¿dónde realizas los cambios?

Antes de enfrentarte a cada recorrido, analiza qué tipo de campo es y qué recursos crees que necesitarás más a lo largo del partido. También toma en cuenta las condiciones del campo.

Campo largo / pesado – invierno / otoño

Cuando el recorrido es más bien largo, o tiene unas condiciones “pesadas” (invierno) con la hierba mojada, el rough más alto, etc. El vuelo de la bola es menor y necesitarás más recorrido de vuelo.

En estos casos, puedes prescindir del loft wedge de 60º y del híbrido. Jugando con dos maderas y dos weges. De este modo, tendrás recursos en todas las facetas del juego, con refuerzo en el juego largo.

Con una configuración de bolsa así:

Maderas: Driver / M3 / M5

Hierros : 3 / 4 / 5 / 6 / 7 / 8 / 9 / PW

Wedges: 52º / 56º

Putter

Campo corto / duro – verano / primavera

Por otro lado, cuando el campo es corto, o el estado del recorrido es firme, puedes tener muchos más recursos en el juego corto.

Ya que, a priori, la distancia no será un problema y necesitarás mucho control sobre la bola. Puedes prescindir de la madera 5 o del híbrido en beneficio de un wedge extra.

Con una configuración de bolsa así:

Maderas: Driver / M3

Hierros : 3 / 4 / 5 / 6 / 7 / 8 / 9 / PW

Wedges: 52º / 56º / 60º

Putter

Estas pueden ser tus decisiones en cuanto a qué palos poner en la bolsa para un determinado partido, pero cada bolsa de palos y cada decisión es algo muy personal.

Analicemos alguna configuración más ¿Cuál es mejor si tengo un nivel medio?

Como se menciona anteriormente, no hay configuraciones de bolsa de palos buena o mala, simplemente son adecuadas o no para tu juego.

Piensa e identifica, ¿Con qué golpes te sientes cómodo?

Hay jugadores que necesitan distancia y se sienten muy cómodos con las maderas.

En este caso, puedes prescindir de hierros largos en beneficio de maderas o hibridos, por ejemplo:

Con una configuración de bolsa así:

Maderas: Driver / M3 / M5 / M7 / Hbr

Hierros 5 / 6 / 7 / 8 / 9 / PW

Wedges: 52º / 56º /

Putter

Vía: Marc Puig.

La K inversa en golf es una técnica simple pero muy efectiva que te puede ayudar a conseguir un impacto con la bola más consistente. Ofrece al golfista un poco de distancia extra con el driver y un impacto sólido.

Klever Tee Time / Redacción

Rory McIlroy es uno de los mejores golfistas desde el tee de salida, sus golpes de drive son precisos y largos. Aunque es un jugador de estatura media (no es de los más altos ni de lejos) es capaz de pegar autenticos bombazos desde el tee. Promediando más de 315 yardas desde el tee.

La primera razón por la que lo consigue es, evidentemente, que tiene una potencia de swing tremenda, moviendo el palo a una gran velocidad. También es capaz de aprovechar toda la fuerza del suelo a la hora de golpear y, por supuesto, usa la K inversa.

¿Qué es la K inversa en golf?

Desde la perspectiva de un golfista diestro, cuando coges el palo y te colocas en posición de stance, tu mano derecha está más baja que la izquierda, consecuentemente tu hombro derecho también baja.  Si mantenemos las caderas en la misma posición, nuestras caderas y nuestros hombros estarán en planos diferentes.

Esta posición (en planos diferentes) dificulta mucho el poder realizar una subida del palo potente y, mucho menos, pegarle a la bola con solidez. La solución es ajustar las caderas. Elevando levemente las caderas hacia el objetivo, de este modo te aseguras de que tus caderas y hombros estén en el mismo plano.

K INVERTIDA EN GOLF: TODO LO QUE DEBES SABER

Para ponerte a correctamente en esta posición deberás pensar en formar una k reversa con tu cuerpo cuando le coloques a la bola. Esto significa que tu lado izquierdo (asumiendo que eres un golfista diestro) Está completamente recto mientras que tu lado derecho está un poco inclinado hacia arriba.

desde esta posición, Estás preparado para para desplazar tu peso hacia tu lado derecho en la subida del palo y después volverlo hacia tu lado izquierdo después del impacto. Esto mantendrá el punto más bajo del swing justo por debajo de la bola permitiéndote una correcta transición de peso.

LA POSICIÓN PARA LA K INVERSA

  1. Asegúrate de que tus rodillas están dobladas y tú estás en una posición atlética
  2. empuja tus caderas levemente hacia la izquierda Como siempre jugarás hacia el objetivo

Casi todo lo que haces incluso antes de mover el palo tiene un gran impacto en el resultado final del golpe. si estás apuntado apuntando demasiado a la derecha o demasiado a la izquierda, si tienes el palo ha cogido de forma incorrecta o tienes una mala postura, va a ser muy complicado a golpear a la bola de forma consistente.

Esta colocación te ayudará a aprovechar toda la fuerza de tus piernas y asegurarte de que puedes empujar el suelo para aprovechar también toda la fuerza del suelo en tus golpeos. En cuanto al tronco superior, debes asegurarte de que Tu posición sea completamente erguida sin encorvarte hacia adelante

K INVERSA CON EL DRIVER Y LAS MADERAS

Personalmente te diría que la K inversa es de lo más importante con tu driver. si te posicionas correctamente podrás desplazar tu peso al lado derecho manteniendo tu cabeza encima de la bola. Pero esto solo funciona si tienes la bola correctamente colocada al talón izquierdo

Cómo avanzaba utilizar esta posición te ayudará a golpear en trayectoria ascendente y a usar tus piernas para generar potencia. dicho de otro modo, le vas a ver mejor al Drive. Simplemente con este concepto:

  1. Aumentas la trayectoria de bola.
  2. Aumentas la distancia total de vuelo.
  3. Reduces el backspin.

Con las maderas usaremos el mismo concepto y la misma posición, simplemente debemos ajustar la posición de la bola, asegúrate de tenerla en adelantada, pero un poco más centrada que con el Drive.

K INVERSA CON LOS HIERROS

Una posición correcta varía con los hierros ya que quieres conseguir un impacto descendente. Para pegar buenos golpes con los hierros debes impactar primero con la bola y después levantar la chuleta, gracias a los del palo la bola se levantará en el aire.

Para hierros largos deberás mantener la bola adelantada en tus stance, mientras que con los hierros más cortos deberás tenerla completamente centrada. siempre asegurándote de que tus caderas están ligeramente “levantadas” hacia el objetivo.

K INVERSA CON LOS WEDGES

Welles son palos completamente diferentes a los hierros y las maderas. en este caso colocaremos la bola un pelín retrasada, esto colocará tu cabeza adelantada respecto a la posición de la bola.

Teniendo la cabeza un poco adelantada respecto a la bola te ayudará a conseguir un impacto limpio. Te permitirá generar golpes con menos spin y más controlados, con una trayectoria de bola más baja.

¿AYUDA LA K INVERSA AL IMPACTO?

Por supuesto, tener la posición correcta puede suponer un cambio drástico a la hora de golpear consistentemente a la bola. El objetivo es trabajar tanto en la K inversa que acabe convirtiéndose en algo natural en el campo de golf.

La K inversa hace mucho más fácil entender qué estás haciendo mal con tu swing de golf. Por ejemplo, si estás jugando muy bien con los hierros, pero pegándole espantosamente mal al Drive, lo primero que debes hacer es evaluar tu postura.

ULTIMAS REFLEXIONES SOBRE LA K INVERSA

Colocarse en posición de K inversa es algo muy fácil de incorporar a tu golf. Si te colocas en esta postura lo único que debes hacer es girar y des girar tus hombros.

Recuerda simplemente debes levantar ligeramente la cadera en tu coloración a la bola, para asegurarte de que tus caderas y tus hombros están en el mismo plano. si lo haces bien esto te ayudará a enviar la bola más lejos y pegarle con mayor consistencia.

Todos lo usamos para jugar. Algunos no se lo sacan en toda la vuelta, otros después de cada golpe, todos tienen dudas si realmente es necesario utilizar un guante para jugar a golf. 

Klever Tee Time / Redacción

Seas golfista experto o jugador novel, en un deporte tan complejo y lleno de matices como el golf. Seguramente te han surgido muchas dudas respecto a este fantástico juego, pero hay una que suele resaltar sobre las demás; ¿Por qué los jugadores de golf llevan guante?

Algunos no se lo sacan en toda la vuelta, otros después de cada golpe, todos tienen dudas si realmente es necesario utilizar un guante para jugar a golf. Sin duda existe un denominador común, todos queremos saber quién fue el primero en enfundarse un guante de golf.

Los primeros pasos del guante de golf.

Antes de adentrarnos en los porqués del guante de golf empezaremos sumergiéndonos en los inicios del golf “moderno”. La primera aparición documentada de un guante específicamente diseñado para el golf fecha de 1885, impulsada por “The Rawlings Company” una empresa fundada por dos hermanos, George y Aldfred Rawlings, en la ciudad norteamericana de St. Louis.

Hoy en día, la compañía sigue en activo. Manufactura guantes de béisbol, siendo la empresa proveedora de la Major Baseball League, la liga de béisbol más importante de EEUU.

Los primeros guantes de golf.

Los primeros modelos de guante de golf, digamos que no estaban diseñados para ser bonitos. Ni para albergar una tecnología puntera. Simplemente tenían propósitos de utilidad. Básicamente para proteger las manos de los goflistas de ampollas y heridas provocadas por los bastos grips del momento. Se empezaron a fabricar utilizando cuero y piel de cabrito, algo que no ha cambiado mucho desde entonces.

Los golfistas aficionados empezaron a utilizar guante para jugar a golf a principios del siglo XX. En el caso de los profesionales, tardaron un poquito más. Realmente no empezaron a utilizar guante hasta que tuvieron mucha popularidad, allá por los años 40.

El primer profesional reconocido que utilizó el guante de golf fue Sam Snead. No solo lo utilizó, ganó un Major jugando con guante. Esta “publicidad” se extendió entre los golfistas profesionales y, pronto, empezaron a usarlo para jugar a golf. En ese momento el propósito del guante de golf ya era otro; crear un buen agarre con el palo y proteger la mano de sufrir heridas por fricción a raíz de un movimiento repetitivo.

Los diseñadores no tardaron en empezar a buscar mejorar la funcionalidad, sacrificando protección. Creando guantes de buen rendimiento, pero menos durabilidad. En 1948 se patentó un guante de golf revolucionario.

El autor fue Edward H. Patterson. Si novedoso diseño incluía conceptos muy novedosos como hoyuelos en los dedos. No solo para mejorar la transpiración, estos creaban una especie de vacío que ayudaba a sujetar mejor el palo.

“En esta patente con perforaciones en las palmas y dedos permitirá a los golfistas una mejor sujeción del palo, obteniendo un grip mucho más firme que con un guante ordinario. Las perforaciones de las palmas están dispuestas para que algunas de ellas queden cubiertas por el palo en la parte exterior y por la mano en la parte interior. Quedando el guante comprimido entre el grip y la mano. Así el aire será forzado a salir por otros hoyuelos, creando un particular vacío en los espacios comprendidos entre la mano y el palo.”

Edward H. Patterson

El auge definitivo de los guantes de golf.

En 1949 el material golf vivió otra revolución. Un inventor de Ohio, quien ya había inventado previamente el embrague neumático empezó a experimentar con la goma en los grips de golf.

Thomas Fawick pronto descubrió que los grips de goma eran mucho más ligeros que los de cuero, además, proporcionaban mucha mayor adherencia a la palma de la mano y amortiguaba mejor el impacto del golpe.

En la mitad de los ’50, la mayoría de los fabricantes de palos de golf utilizaba los grips de la compañía de Fawick. Golf Pride’s Grips. Seguramente tu mismo habrás jugado sus grips en algunos de tus palos de golf. Pues hoy, la empresa copa el 80% del mercado mundial.

Utilizar goma en los grips de golf puso de manifiesto la necesidad de utilizar guante. Este material hacía que las manos de los golfistas transpiraran más, causando falta de agarre.

La irrupción a escena de los “tres grandes golfistas” Arnold Palmer, Jack Nicklays y Gary Player, ya en los sesenta, popularizó muchísimo el deporte del golf y, por supuesto, la utilización de guante para jugar. La TV ayudó (y mucho) a comercializar estos aspectos del juego, la venta de material de golf, etc.

Todos querían imitar lo que veían en lo que veían en la tele, exactamente lo que hacía y llevaba su jugador favorito. Ya sea beber determinada marca de bebidas o quitarse el guante para puttear.

Los expertos del marketing dicen que Arnold Palmer hizo por el guante de golf lo que John Wayne hizo por el sombrero de cowboy. Darle una presencia icónica que prevalece hoy en día.

¿Por qué los golfistas usan solo un guante?

Los guantes de golf están pensados para ser llevados en una sola mano. Aunque existen golfistas que prefieren utilizar dos guantes, es algo poco común. La mayoría de los golfistas utilizan un solo guante en su mano no dominante.

Cuando coges un palo de golf la mano de arriba es la que mantiene un contacto completo, durante todo el tiempo, con el grip del palo. Mientras que la mano de abajo solo tiene un contacto parcial con el grip, ya que, gran parte de la mano tiene contacto directo con el guante.

Así que el guante de golf se utiliza básicamente para conseguir una capa firme de sujeción y adherencia para el grip del palo. Una forma sólida de coger el palo es esencial para evitar malos movimiento y dolores articulares provocados por el juego.

5 hechos clave en la historia del guante de golf:

  • 1885: Patente del primer guante de golf por Rawlings
  • 1920s: Solo los amateurs usan guante.
  • 1942: Sam Snead gana un major utilizando guante.
  • 1960’s: Los 3 grandes pros + TV = Popularidad absoluta.

Una potente sub-industria dentro del mundo del golf es el mercado de las bolas de golf usadas. Es conocido por todas las personas aficionadas al golf, siendo una práctica muy extendida.

Klever Tee Time / Redacción

En la mayoría de los clubes podemos encontrar ofertas con bolas de golf muy baratas, todas ellas usadas, pero con distintos orígenes:

  1. Bolas del lago
  2. Bolas reacondicionadas (refurbished)

¿Son las bolas de golf usadas óptimas para el juego?

A continuación, veremos si vale la pena jugar este tipo de bolas en nuestros partidos de golf.

Hemos aglutinado los resultados de algunos estudios relacionados con las bolas d golf usadas y recuperadas de lagos, avalados científicamente y desarrollado por Golf Digest.

Bola de lago: pérdida de distancia

Las bolas de lago, como su nombre indica, son bolas recuperadas del lago. En muchas ocasiones de un lago del propio recorrido. Estas bolas han pasado una larga temporada sumergidas y, evidentemente, se ven afectadas.

A partir de las 12 horas de inmersión la bola empieza a resentirse, la capa exterior no puede “retener” el agua fuera durante más tiempo. Una vez transcurridas 12 horas, la humedad habrá penetrado hasta el núcleo de la bola.

Las bolas modernas, se ven más afectadas aún. Debido a sus multicapas construidas con materiales hidróflilos, afines al agua, para evitar efectos no deseados en las bolas cuando las condiciones climáticas sean adversas.

La humedad en el núcleo no permitirá a la bola alcanzar su máximo rendimiento, especialmente en spin, el agua debilitará las capas internas y externas, lo que se traducirá en golpes menos precisos y más cortos.

Bola renovada: pérdida de la esencia

Las bolas renovadas son bolas de golf “viejas” que se reconstruyen para que vuelvan a ser nuevas. La práctica más usada con las bolas de golf recuperadas es tratarlas con chorros de arena, de este modo se eliminan las imperfecciones devolviendo a la bola su aspecto natural.

Utilizando esta técnica se elimina también, en la mayoría de los casos, la capa de sellado de la bola. Esta no es la única afectación que sufre, durante este proceso se puede afectar a los hoyuelos de la bola y su estructura, debilitando así la aerodinámica.

Una vez finalizado el tratamiento para eliminar las imperfecciones, se aplica de nuevo una última, la pintura y logotipo de la marca. Claro está que los materiales utilizados no son los mismos que utilizan los fabricantes originales, esto crea grandes diferencias en la estructura de la superficie de la bola original y la bola renovada, afectando a la estabilidad de vuelo de la bola.

Bolas de golf usadas: mínimo rendimiento

En definitiva, las bolas de golf usadas son una opción para tu partido de golf. Incluso están autorizadas para disputar torneos oficiales, pero en realidad, como hemos visto anteriormente, estas bolas ofrecen un rendimiento muy bajo al golfista.

Así que, si lo que quieres es jugar a golf, pasarlo bien, sin importarte el resultado, las bolas de golf usadas son una muy buena opción (además de económica) para jugar.

Por el contrario, si buscas un buen rendimiento y sacar el máximo partido a tus golpes, será mejor que juegues bolas nuevas.