Tag

Millonarios

Browsing

El fundador de Tesla, Elon Musk, que crea coches eléctricos mientras planifica la conquista de Martes, es ya el más rico del planeta.

Gentleman México / By Giuseppe Groso

¿Quién planifica la conquista de Marte, desarrolla trenes de levitación magnética en tubos al vacío, fabrica coches eléctricos, recubre la atmósfera de satélites y facilita pagos virtuales instantáneos? Detrás de estas peregrinas ideas no está, aunque bien pudiera parecerlo, un joven lector de Julio Verne con alguna de sus novelas entre las manos, sino SpaceX, HyperLoop, Tesla, Starlink y PayPal, empresas, todas, creadas por Elon Musk, el sudafricano que convierte la ciencia ficción en ciencia aplicada, en mayor o menor medida, al uso y disfrute de la humanidad.

Y lo que Musk tiene entre las manos no es un libro, sino mi- les de millones de dólares para hacer realidad sus fantasiosos proyectos. De hecho, Musk es desde hace semanas la persona con más dinero del mundo. Su patrimonio, estimado en algo más de 150,000 millones de euros, ha superado el de Jeff Bezos, fundador de Amazon y primero de la lista mundial desde 2017. Una brújula en este mar de ceros, que fascina y asusta a partes iguales: el valor actual de su fortuna supera el PIB de Hungría.

Aunque fue el propio Elon Musk quien pronunció la frase “la posesión simplemente me agobia”, es sabido que le gusta tener un control férreo tanto de sus empresas como de su vida personal. A veces incluso con- funde los ámbitos, como cuando le dijo a su primera esposa, Justin Wilson: “Si fueras mi empleada, te despediría”, lo que desencadenó el divorcio. En Twitter también anunció y explicó el nombre de su sexto hijo, X Æ A-12 Musk, que dejó de piedra a más de uno: X como incógnita; Æ, la traducción élfica de Inteligencia Artificial; A-12, un modelo de avión que admira (“sin armas ni escudos, solo velocidad”); la A, también, en honor a Arcángel, su canción favorita.

La versión cinematográfica más reciente de Iron Man está inspirada en Elon Musk, que el 28 de junio cumplirá 50 años. Adicto al trabajo y capaz de originar un terremoto bursátil de gran envergadura con un solo tuit, es también, como Verne, un visionario tenaz cuyas creaciones no están únicamente destinadas a nuestra imaginación, sino también a nuestros ojos y a nuestras manos aunque no a todos nuestros bolsillos.

Austin Russell comenzó modificando su consola Nintendo DS y actualmente es el lider de Luminar Technologies, empresa clave en el futuro de los automóviles autónomos. 

Klever Tee Time / Redacción

Austin Russell es un nombre que probablemente no conozcas, sin embargo, sus tecnologías podrían cambiar el mundo por completo. El joven es uno de los cuatro nuevos multimillonarios que se unieron a la lista de los más adinerados de Forbes, y el más joven de la lista en ganarse su fortuna por cuenta propia. Actualmente tiene 26 años y es dueño de Luminar Tecnhologíes, empresa que se encarga de desarrollar la tecnología Lidar, la cual consiste en sensores que hacen de los automóviles autónomos una realidad. 

Austin Russell el genio multimillonario

Austin Russell fue una especie de niño genio, aprendiéndose la tabla periódica de los elementos a los 2 años, además de que, cuando estaba en sexto grado logró convertir su Nintendo DS en un teléfono móvil después de que sus padres le prohibieron tener uno. Empezó a escribir código entre los 10 u 11 años y aplicó por su primera patente a los 13 años, la cual era un sistema de reciclaje de agua que recolectaba agua de los aspersores de jardín para reducir el gasto de agua. 

Para la adolescencia, el joven comenzó a construir computadoras y supercomputadoras, trasladándose posteriormente a los lásers, además de tecnologías ópticas y fotónicas. A los 15 años construyó un teclado holográfico, y presentó la patente a los 17. Asimismo, el joven no fue a la preparatoria, sino que estudió en la Universidad de California en el Irvine Beckman Laser Institute para aprender más de esas tecnologías, y posteriormente entró a la Universidad de Stanford para estudiar física, sin embargo, decidió abandonar la escuela después de ganar una beca de Peter Thiel, uno de los inversionistas más famosos de Silicon Valley, lo cual le permitió fundar Luminar Technologies a los 16 años. 

Luminar Technologies se enfoca en hacer sensores y otro tipo de tecnología para usarse en automóviles autónomos (es decir, que se manejan solos). Actualmente, Volvo y Toyota son algunas empresas que ya son clientes de estos productos, los cuales utilizan rayos de láser hacia los objetos cercanos para identificar los objetos cercanos a un automóvil. De acuerdo con Entrepeneur, el joven ya había notado la tendencia del uso de esta tecnología pero se enfocó en hacerla más barata para que pueda ser accesible para todos. Russell se encargó de diseñar y crear los primeros sistemas desde los chips.

De igual forma, el joven cree que con esta tecnología se podrían salvar vidas, ya que el uso de los láser también puede identificar personas u otros automóviles, evitando así cualquier tipo de colisión o accidente provocado por los errores humanos. La meta es que estos productos se vuelven la base de estos automóviles en los próximos años. 

El 3 de diciembre de 2020, la empresa se volvió pública en las bolsas NASDAQ y LAZR. Russell tiene 104.7 millones de acciones, lo cual representa un tercio de toda la empresa, por lo cual se convirtió en el multimillonario más joven del mundo, creando su propia fortuna, desbancando a Kylie Jenner, cuyo valor decayó en el último año. Su valor podría crecer en los próximos años con la evolución de estas tecnologías. Whitney Wolfe es la multimillonaria mujer más joven del mundo. 

Es importante mencionar que es un multimillonario self-made, ya que si consideramos a los multimillonarios “por herencia”, el más joven sería Kevin David Lehman, de 18 años, quien tiene un valor de 3.3 mil millones de dólares, después de heredar de su padre el 50% de propiedad de la cadena de farmacéuticas Drogerie Markt. Asimismo, Wang Zelong, de 24 años heredó acciones con valor de más de 1.3 mil millones de dólares de CNNC Hua Yuan Titanium Dioxide Co., empresa de su padre.  

Los hábitos de Jeff Bezos son muy diferentes a los de otros CEOs importantes y de los millonarios de Silicon Valley. Lo mantiene bastante tradicional, y podríamos aprender unas cuántas cosas.

GQ / By Alonso Martínez

Los hábitos de Jeff Bezos no los sigue por ser el hombre más rico del mundo, sino que gracias a ellos logró convertirse en eso. Son costumbres que ha mantenido a lo largo de su carrera desde sus inicios con Amazon como una cadena de librerías y que lo han acompañado hasta su salida como presidente, para enfocarse en su proyecto Blue Origin de exploración espacial. 

Y aunque podríamos esperar que los hábitos de Jeff Bezos se comparen con los de otros millonarios como Elon Musk, en realidad son bastante únicos y tradicionales. Con un horario de oficina bastante fiel y un enfoque a las decisiones corporativas, estos son los que lo han convertido en un ejemplo para otros: 

Despertarse temprano, dormirse temprano

Literalmente eso fue lo que mencionó durante una plática en la que se le preguntó sobre su rutina diaria. A diferencia de Elon Musk, quien afirma dedicarle varias horas al trabajo durante la madrugada, Bezos es un hombre que decide dormirse temprano teniendo una fuerte agenda de ocho horas diarias. “Necesito ocho horas de sueño. Pienso mejor, tengo más energía y mi humor es mejor”. Por otra parte, afirma que no le gusta despertarse con alarmas sino de forma natural (gracias a sus horarios de sueño), lo cual suele ser más conveniente para no despertar en un estado de alerta o apresuramiento. Esto nos lleva al siguiente punto.

Disfrutar tus mañanas

En el mismo comentario, el multimillonario afirmó que no se apresura durante las mañanas: “Me gusta holgazanear en las mañanas”, comentó. “Me gusta leer el diario, tomar café, comer el desayuno con mis hijos antes de que se vayan a la escuela. “Mi tiempo de holgazaneo es muy importante para mi”. 

Lo cierto es que esto puede ser clave para reducir el estrés que vivimos muchos al comenzar el día de forma apresurada. La experta Beverly D. Flaxington de la Universidad de Suffolk señala que el estrés crónico, el cual puede comenzar desde que despertamos si llevamos un estilo de vida apresurado ya que tenemos ansiedad por llegar al trabajo o comenzar lo más pronto posible. Si nos tomamos el tiempo de disfrutar la mañana, incluso puede ayudar a planear el resto del día y tomarlo con más calma, con mayor concentración. 

Toma todas las reuniones importantes antes de la hora de la comida

En Estados Unidos y otras partes del mundo es la hora del almuerzo, que es por lo general a la mitad del día laboral. Múltiples expertos en productividad señalan que es esencial realizar todas las actividades importantes antes de esa hora ya que es la manera de darles prioridad, además de que se ha encontrado que después del almuerzo el desempeño general de los empleados puede decaer un poco. 

Un dato extra, es que el empresario siempre se encarga de que estas reuniones no tengan tantas personas, ya que los grupos pequeños suelen ser más eficientes. Según los reportes sigue la regla del “Equipo de dos pizzas”, lo que significa que si puedes alimentar a todo el equipo con dos pizzas, tienes a la gente necesaria, si necesitas más pizzas, tienes personas de sobra. 

Detiene el trabajo cuando ya no puede más

De acuerdo con Bezos (quien también tiene 12 preguntas para ser feliz toda la vida), trata de evitar tomar cualquier tipo de decisión importante después de que termina la jornada laboral. Afirmó que si a las 5 de la tarde no ha tomado una decisión, prefiere dejarlo hasta al día siguiente a las 10 de la mañana, hora en que empiezan sus reuniones. Así que, a diferencia Elon Musk, nunca veremos al hombre en reuniones de madrugada, y se mantiene bastante clásico en cuanto a sus horas de trabajo, algo con lo que muchos nos podemos identificar. 

Analizar bien su posición y tener visión a largo plazo

Finalmente, uno de sus hábitos es mantenerse consciente del poder que conlleva su posición dentro de la empresa, y saber bien cómo optimizar cada proceso. “Piénsalo así”, afirmó. “Como jefe ejecutivo ¿para qué se te paga? Para hacer una pequeña cantidad de decisiones de alta calidad. Tu trabajo no es hacer cientos de decisiones todos los días”. Esto debido a que la calidad de las decisiones pueden ser bajas por diferentes razones. Como líder se enfoca en tomar decisiones importantes que tengan impacto en los niveles más bajo y que eso lleve a más ordenes que cambien la estructura de la empresa hacia lo que busca. Esto es parte de su visión a largo plazo.

No olvidemos que Bezos comenzó en Amazon con una empresa de libros. Eventualmente pensó que las compras en Internet crecerían así que decidió expandirse en esa industria, pero no demasiado pronto, sino de manera paulatina hasta que globalmente creció una infraestructura que le permitiera tomar el protagonismo. Asimismo, su enfoque en el cliente y en la mejor experiencia de una tienda online se realizó sin apresurar demasiado los procesos ni el mercado.