Tag

Palos de golf

Browsing

Hay circunstancias del juego es recomendable utilizar un palo más corto de lo que pensamos.

Klever Tee Time / Redacción

Parece sencillo y obvio, pero no está demás el recordar en que momento de el juego utilizar un palo mas corto para poder jugar mejor en esas situaciones

  1. Nuestra bola está situada en “fairways” (calles) secas y duras;
    • La bola hará mas distancia al tocar la calle
  2. Cuando nuestro golpe se encuentre cuesta abajo o con el viento a favor;
    • Cuesta abajo, la bola saldrá más baja y al contacto con la calle correrá más,
    • Al levantar la bola, está se verá afectada a favor por el viento, lo que producirá más distancia de vuelo,
  3. Estamos nerviosos, enojados o bajo una situación con adrenalina elevada:
    • Ya sabemos que con adrenalida elevada somos más agresivos, de ahí la importancia del caddy en los jugadores Pros,
  4. En nuestro “approach”, el obstáculo peligroso está detrás del green;
    • Seamos conservadores y golpeemos a la bola evitando el error, si este está pasado el green,
  5. Nuestro juego es agresivo y nos sentimos más cómodos con golpes completos;
    • Preferimos jugar un golpe completo a medio golpe, siendo un jugador nada conservador.

La historia del golf es una historia de constante evolución; la técnica, el swing ha cambiado para evolucionar en respuesta a los avances en material de golf, tanto en diseño como en tecnología.

Klever Tee Time / Redacción

Hoy los materiales de golf ofrecen grandes prestaciones a todo tipo de jugadores. La tecnología moderna permite a los fabricantes ofrecer una amplia y variada gama de palos para todos los niveles, swing, jugadores…

No un material cualquiera, ni los últimos modelos. Nos centraremos en tus palos de golf y como aprovecharlos al máximo.

Limpia la cara del palo

Siempre. Antes de cada golpe. Incluso entre los swings de práctica y el golpe. Los restos de hierba, partículas de arena, suciedad, polvo… No solo ensucian la cara del palo, se meten en las estrías y pueden impedir un contacto sólido, reduciendo el control sobre la bola y la distancia de vuelo.

No te apoyes en los palos de golf

Vale, es una de las costumbres más arraigadas en golf. Pero es contraproducente para tus palos. Es muy común apoyarse sobre el palo mientras estamos esperando nuestro turno, especialmente en el tee o en el green. Evítalo.

La tensión extra que ejercemos sobre la varilla podía debilitar los palos, modificando su punto de flexión e incluso llegando a romperse. A la hora de colocarlos en la bolsa también debemos tener cuidado, de tal forma que el peso quede apoyado sobre la bolsa y no sobre el palo.

Mantén la adherencia de tus grips

Los grips de nuestros palos deben ofrecernos 2 prestaciones; la primera es la medida correcta para que podamos empuñar el palo con comodidad. La segunda es proporcionar la adherencia necesaria para sujetar el palo con firmeza a lo largo de todo el swing.

Limpiar los grips con agua jabonosa ayudará mucho a alargar su vida útil y mantener su adherencia. Por otro lado, si juegas a golf con frecuencia, la recomendación es cambiar los grips cada año.

 Los palos se adaptan al golfista

Nunca al revés. Hay un dicho muy común en golf, quien tiene la habilidad es el indio y no la flecha. Pero jugar a golf con unos palos que no se adapten a tus necesidades será contraproducente para ti.

Si no prestas atención a este detalle y juegas con palos “de estantería” cada vez que des un mal golpe te preguntarás si es culpa tuya o del palo. Por el contrario, si juegas con los palos de golf correctos y adecuados a ti, siempre tendrás claro a quien echarle la culpa de un mal golpe.

Tu putt debe inspirarte

El modelo y marca de tu putt debe ser una elección muy personal. Lo más importante en un putter es que transmita confianza y seguridad al golfista. Debes jugar con un putter que sientas cómodo en las manos y te aporte plena confianza cuando mires a la bola en el stance. No lo digo yo, lo dice Tiger Woods.

Últimas reflexiones:

Cuidar y mantener correctamente tu material de golf no solo alargará su vida útil. Lo más importante es que mantendrá sus prestaciones intactas, hecho que te permitirá aprovechar su rendimiento al máximo durante mucho más tiempo.

Míralo así; si fueras piloto de F1 seguramente no saldrías a la pista a coger velocidades de infarto con los neumáticos desgastados o con tornillos sueltos… Ni te daría confianza ni te permitiría conducir rápido… ¡Lo mismo pasa con tu material de golf!

En el golf está permitido llevar hasta 14 palos en la bolsa para jugar un partido. Quienes no están familiarizados con este deporte pueden parecerles muchos, sin embargo para algunos golfistas son pocos.

Klever Tee Time / Redacción

Configurar tu bolsa de palos en función de las necesidades que puedas tener en tu recorrido es fundamental. Empezaremos por desgranar qué palos componen la bolsa de golf media, compuesta por 4 tipologías de palo:

  • Maderas
  • Hierros
  • Wedges
  • Putt

Es muy inusual no jugar con el juego de hierros completo, o jugar sin el putter. Así que estos 9 palos (entendiendo que los hierros van del 3 al PW) y el putter tienen un puesto fijo en la bolsa.

Si has hecho los cálculos, ya te habrás dado cuenta de que los cambios en la bolsa de golf se producen básicamente en el juego de maderas o de wedges, añadiendo o quitando palos de un grupo para beneficio del otro.

En un caso concreto de juego de palos, puede estar compuesto por 16 piezas, teniendo que descartar 2 antes de cada partido.

  1. Driver
  2. Madera 3
  3. Madera 5
  4. Híbrido 19º
  5. Hierro3
  6. Hierro 4
  7. Hierro 5
  8. Hierro 6
  9. Hierro 7
  10. Hierro 8
  11. Hierro 9
  12. PW 48º
  13. GW 52º
  14. SW 56º
  15. LW 60º
  16. Putter

Entonces ¿dónde realizas los cambios?

Antes de enfrentarte a cada recorrido, analiza qué tipo de campo es y qué recursos crees que necesitarás más a lo largo del partido. También toma en cuenta las condiciones del campo.

Campo largo / pesado – invierno / otoño

Cuando el recorrido es más bien largo, o tiene unas condiciones “pesadas” (invierno) con la hierba mojada, el rough más alto, etc. El vuelo de la bola es menor y necesitarás más recorrido de vuelo.

En estos casos, puedes prescindir del loft wedge de 60º y del híbrido. Jugando con dos maderas y dos weges. De este modo, tendrás recursos en todas las facetas del juego, con refuerzo en el juego largo.

Con una configuración de bolsa así:

Maderas: Driver / M3 / M5

Hierros : 3 / 4 / 5 / 6 / 7 / 8 / 9 / PW

Wedges: 52º / 56º

Putter

Campo corto / duro – verano / primavera

Por otro lado, cuando el campo es corto, o el estado del recorrido es firme, puedes tener muchos más recursos en el juego corto.

Ya que, a priori, la distancia no será un problema y necesitarás mucho control sobre la bola. Puedes prescindir de la madera 5 o del híbrido en beneficio de un wedge extra.

Con una configuración de bolsa así:

Maderas: Driver / M3

Hierros : 3 / 4 / 5 / 6 / 7 / 8 / 9 / PW

Wedges: 52º / 56º / 60º

Putter

Estas pueden ser tus decisiones en cuanto a qué palos poner en la bolsa para un determinado partido, pero cada bolsa de palos y cada decisión es algo muy personal.

Analicemos alguna configuración más ¿Cuál es mejor si tengo un nivel medio?

Como se menciona anteriormente, no hay configuraciones de bolsa de palos buena o mala, simplemente son adecuadas o no para tu juego.

Piensa e identifica, ¿Con qué golpes te sientes cómodo?

Hay jugadores que necesitan distancia y se sienten muy cómodos con las maderas.

En este caso, puedes prescindir de hierros largos en beneficio de maderas o hibridos, por ejemplo:

Con una configuración de bolsa así:

Maderas: Driver / M3 / M5 / M7 / Hbr

Hierros 5 / 6 / 7 / 8 / 9 / PW

Wedges: 52º / 56º /

Putter

Vía: Marc Puig.

La composición de la bolsa de golf es algo muy personal, cada aficionado al golf se siente más cómodo con unos palos determinados. Existen muchísimas configuraciones de bolsa posibles y todas son correctas.

Klever Tee Time / Redacción

Hay quienes juegan con 3 wedges mientras otros usan solo, pero el gran debate se ha centrado siempre en los híbridos, concebidos como palos entre la madera y el hierro, algunas veces, tienen dificultades para encontrar espacio en la bolsa.

La gran problemática se plantea en el momento de “sacrificar” hierros largos a favor de los híbridos. ¿Vale la pena?

¿Cuándo y cómo jugar cada uno?

¿Qué es un hierro largo?

Se consideran hierros “largos” los palos a partir del hierro 5. Estableciendo los hierros 2, hierro 3, hierro 4 y hierro 5, como los largos.

Son los palos que más estragos causan a jugadores aficionados debido a su alta exigencia, pese a ser “hierros” exigen un plus de consistencia en el impacto para lograr levantar la bola en el aire y conseguir la distancia pretendida.

¿Qué es un híbrido?

Los híbridos, como su nombre indica, son palos “mixtos” concebidos a partir de la fusión de dos elementos. Los hierros largos y las maderas.

Gracias a su centro de gravedad retrasado y la dimensión de la cabeza del palo, en comparación con los hierros largos, son la opción más segura para conseguir distancia y altura. Aunque no consigamos un impacto sólido.

La velocidad de swing es el aspecto determinante

Hierros Largos – requieren más velocidad de swing.

Para conseguir un buen golpe con estos palos, se requiere más velocidad de swing.

¿Cuáles son los trucos para golpear bien?

Los hierros largos no requieren una habilidad especial para golpear la bola, de hecho, no hay demasiada diferencia entre un hierro 7 y un hierro 5. Pero tener en cuenta algunas consideraciones a la hora de jugarlos puede facilitar tus golpes.

  1. Posición de la bola

El error más común es colocarse en “stance” con la bola demasiado al pie izquierdo (para personas diestras), pensando que se trata de palos previos a las maderas.

Como ya hemos dicho, no tienen demasiadas diferencias con el resto de los hierros. Por lo tanto, la posición de la bola será centrada más o menos alineada a nuestra ingle izquierda.

  1. Contacto limpio

Un contacto sólido es la base para cualquier buen golpe de golf, con los hierros largos seguiremos buscando un impacto descendente – bola suelo – pero con la mínima verticalidad posible.

La sensación ideal, así como el impacto, sería aquel movimiento que al golpear contra el suelo no levante chuleta (o una chuleta mínima).

  1. Posición del cuerpo (en el impacto)

Seguimos desgranando la importancia del impacto, pero en este caso nos centraremos en la posición del cuerpo. Es vital mantenerse “encima de la bola” sin desplazamientos laterales del cuerpo.

En el momento del impacto, debemos apuntar con nuestro esternón sobre la bola, así aseguraremos un contacto limpio con la bola. No impactaremos antes ni toparemos.

Híbridos – requieren menos velocidad de swing.

Para conseguir un buen golpe, estos palos, no demandan mucha velocidad de swing.

Estos palos son bastante permisivos

Los híbridos hacen buena la expresión “que el palo trabaje por ti” además de ofrecer a los golfistas una abrumante facilidad de uso (si comparamos con los hierros), los híbridos pueden ayudarnos a escapar de muchas situaciones.

¿Cómo jugarlos?

Evidentemente, por muy permisivos que sean, no funcionan solos.

EL volumen de su cabeza, más un centro de gravedad retrasado, los híbridos permiten levantar la bola en el aire fácilmente, propiciando un extra de distancia.

  1. Posición de la bola.

Nuestra posición de bola seguirá siendo centrada, pero al ser palos que tienden hacia las maderas, colocaremos la bola mínimamente más hacia la izquierda.

  1. Contacto más plano

Siguiendo el caso del primer punto, moveremos el palo con una sensación “más de maderas” con un swing más plano para conseguir un impacto horizontal. Hasta podríamos permitirnos un impacto ascendente sin demasiadas consecuencias negativas.

¿Te has planteado que cada marca que dejas en el suelo cuenta la historia completa de cada golpe que das?

Klever Tee Time / Redación

Sea una grande y profunda o pequeña y fina, la marca es el principal indicador del desempeño de tus golpes de golf.

Leer las marcas que dejamos tras un golpe nos proporciona mucha información interesante acerca de cómo estamos moviendo el palo o, por lo menos, como ha pasado a través del impacto.

Si nos fijamos en las marcas que dejan los golfistas profesionales, los que vemos por la tele, son prácticamente perfectas. Están alineadas directamente al objetivo, son tan anchas como la cabeza del palo que han usado y se pueden reponer prácticamente enteras.

La mayoría de golfistas aficionados están mal alineadas, se dirigen a derecha o izquierda del objetivo. Algunas son profundas como un pozo, otras como una moneda. La mayoría de golfistas aficionados no tiene un patrón concreto de marcas, así que es difícil saber en qué trabajar.

¿Por qué creamos marcas?

Antes de nada, mirando la marca no obtendremos un diagnóstico completo de nuestro swing. Pero sí detectaremos los principales síntomas del fallo en caso de error. Primero deberemos entender por qué hacemos chuletas.

a) Compresión y Línea de swing

Simple y llanamente. Necesitas impactar a la bola en un ángulo descendente para hacer que se eleve en el aire. A menos que estés golpeando una bola en un tee, necesitas pegarla hacia abajo. Comprimirla.

La confusión de muchos golfistas aficionados es que creen que golpear contra el suelo es bueno, que ayuda (supongo que es debido a que ven las marcas que sacan los pros) pero no ayuda en nada. Todo lo contrario.

b) Comprender el punto más bajo de swing.

Las marcas saltan de forma natural, debido al loft del palo y deben empezar justo después de la bola (en el punto más cercano al objetivo).

Justo después del impacto es cuando el arco de swing alcanza su punto más bajo nunca del impacto, es en ese momento cuando hará contacto con el suelto. Golpear el suelo antes que la bola provocará golpes pesados y frustrantes, que nunca llegarán a su objetivo.

¿Verdad?.

La marca correcta con cada palo.

Ahora que entendemos mejor las causas de cada marca, debemos entender que con cada palo sacaremos una diferente. Evidentemente, no serán iguales si golpeamos con un hierro 3 o con un wedge.

Cada palo tiene un loft y un bounce diferente, hecho que nos hará mover el palo de una forma particular a través del impacto. Estas pequeñas diferencias propiciaran marcas diferentes en la hierba.

¿Qué puede decir una marca de tu swing?

Como he mencionado anteriormente, cada chuleta cuenta la historia del golpe que se ha realizado. Así que vamos a ver los principales tipos de chuleta:

Delante

Una buena marca empieza justo en el punto (más cercano al objetivo) donde la bola reposa. Eso significa que el palo impacto primero la bola, por completo y después, contra el suelo.

Detrás

Si la marca empieza antes de la bola significa que tienes dificultades para pegar golpes decentes.  Debes centrarte en buscar un impacto más directo con la bola, sin grandes cambios, piensa que unos milímetros te separan de un buen impacto.

Dirección

La dirección de una marca es una consecuencia directa de la línea de swing. Después de un golpe comprueba la dirección de tu chuleta. ¿está apuntando a tu objetivo? A la derecha, a la izquierda… toda esta información será muy útil para comprender mejor tus golpes (y tus fallos).

Profundidad

Dicen que la marca perfecta debería recordar a una buena loncha de bacon. La medida perfecta de una loncha de bacon es algo muy personal. Yo creo que la medida ideal, en cuanto a profundidad (que también variará en función de las condiciones del recorrido) sería alrededor de un dedo de profundidad.

Patrón de marcas en el campo de prácticas.

Chuletas en golf | Todo lo que cuentan de ti.

Muchos clubes de golf ofrecen tees de práctica de hierba natural. Realmente es una bendición poder practicar en esas condiciones, así que, siempre que puedas, te recomiendo practicar desde la hierba.

Algunos golfistas aficionados prefieren practicar desde la alfombra, supongo que es debido a que es más fácil y confortable. Pero recuerda que en el recorrido vas a jugar desde la hierba, no encontrarás alfombras.

Por otro lado, debemos tener claro cómo practicar desde la hierba. Crear un buen patrón de marcas es fundamental. Para nuestro entreno, para la recuperación de la hierba y para el resto de golfistas.

Muchos golfistas aficionados van pegando bolas al tuntún. Buscando montoncitos de hierba “buenos” para colocar la bola y pegar sus golpes desde una posición privilegiada. Esto crea un patrón disconforme de chuletas. Dejando muchos espacios “fuera de juego”.

Para pegar bolas desde la hierba iremos colocando la bola justo en el final de la marca anterior. De este modo crearemos una sola chuleta, larga y comprimida en el espacio. Aprovechando al máximo la hierba útil. Además nos puede servir para mejorar nuestra alineación y línea de swing.

¿Cómo repongo correctamente la marca?

La mejor manera de reponer una marca es “recolocar” el trozo de hierba levantado y comprimirlo levemente contra el suelo. Siempre que sea posible. Aunque no sea la marca entera, también ayuda colocar los fragmentos sueltos.

Por otro lado, la mayoría de clubes ponen a disposición arena y abono para rellenar las marcas (especialmente en los tees). Muchos golfistas hacen casi omiso, pero ayuda mucho a la recuperación del recorrido.

Un set de palos de golf puede tener un desgaste natural por el uso, sin embargo al momento de cambiarlos debes de considerar estos 5 tips básicos.

Klever Tee Time / Staff

Lo primero que debes hacer es acudir a un campo de golf o tienda de golf donde dispongan de máquinas y profesionales preparados para hacernos un fitting de golf. Por el contrario, comprarás un set de palos de golf estándar, que muy probablemente no estará adaptado a tus características como golfista. 

En ocasiones en los campos y tiendas de golf a veces intentan vender el material que hay en stock y no el que realmente más nos conviene, por eso, toma en cuenta los siguientes consejos que te ayudarán a tomar la decisión adecuada en la elección de tus palos.

  1. La altura del palo

La altura del palo es la distancia del palo desde su reposo en el suelo hasta la caída de nuestras manos en posición de golpeo, es decir, la longitud desde la bola hasta nuestras manos. La longitud del palo deberá ser proporcional a la altura de cada golfista.

  1. Lye

El lye es el ángulo formado entre la base de la cara del palo y la parte de la cabeza del palo donde se introduce la varilla. 

  1. Cara del palo

Hay dos tipos de hierros según su cara del palo, el tipo blade para expertos y mayormente profesionales o tipo amateur u oversize.

La diferencia es que en el palo blade es mucho más pequeño y el punto dulce de golpeo está muy focalizado en el centro de la cara.

Con lo cual, el palo blade es ideal para un profesional o un jugador muy avanzado, ya que tienen la habilidad para siempre impactar en el mismo sitio la bola. 

 El oversize es mejor para el golfista amateur

El golfista amateur juega menos y tienen menos habilidad para hacer siempre el mismo swing y golpear la pelota en el mismo sitio. Por lo tanto, el oversize, al ser un palo que le permite más error, ya que tiene el punto dulce más grande, será el ideal para el jugador amateur, ya que el golfista hará la misma distancia impactando en el centro de la cara que 1 centímetro a la izquierda, derecha o arriba.

Además, el oversize es más ancho en la parte baja de la cara que el blade, incluso está reforzado por detrás, lo que baja el centro de gravedad del palo, ensanchando el punto dulce del hierro. Este último aspecto es importante, ya que el golfista amateur, a diferencia del profesional, tiende a pegar la pelota un poco más abajo, por lo que si utiliza un palo tipo blade golpeará la bola en la zona baja del punto dulce y siempre hará menos distancia.

  1. La flexibilidad del palo

La distancia que alcanza la pelota cuando la golpeamos es proporcional a la velocidad que generamos en el swing con nuestra varilla. Consecuentemente, si una persona mayor, con menos flexibilidad, utiliza una varilla muy dura, ésta tendrá la sensación de que la varilla le pesa y no podrá generar velocidad al palo, por lo que la pelota no hará distancia. Si por el contrario a ese señor le damos una varilla más blanda, tipo regular, tipo ultra light o senior, ese señor tendrá más capacidad para generar velocidad al swing y por lo tanto automáticamente hacer más distancia con el palo de golf.

  1. El grip

El grip se tiene que adecuar a la mano, por lo que una persona con una mano más pequeña tendrá que utilizar un grip más pequeño. De lo contrario, si el golfista con las manos pequeñas tiene un grip más gordo, tendrá más dificultades para realizar el efecto natural de la bola de izquierda a derecha en diestros y viceversa en zurdos. (efecto draw).

En conclusión, la mayoría de las veces, los problemas a nivel técnico parten de tener la herramienta inadecuada, por lo tanto, antes de comprar unos palos de golf es muy recomendable, al menos, tener una conversación con tu coach de golf para que él pueda asesorarte en tu elección.

Finalmente un consejo extra, si te es posible, acudir a un centro con práctica de tiro para probar tu swing o mediante los simuladores de golf obtener las medidas perfectas para tu set de palos ideales. 

Ahora que conoces las 5 variables que te ayudarán a elegir el palo correcto es momento de comprarlo.