Tag

PGA Tour

Browsing

Kyoung Hoon Lee, coreano de 29 años, se estrenó en el PGA Tour con la victoria en el Byron Nelson de Texas.

Klever Tee Time / Redacción

Cinco birdies en los primeros 8 hoyos dispararon las opciones del asiático para suceder a otro golfista de su país en el palmarés, Sung Kang. El premio extra fue el billete para el PGA de la próxima semana en Kiawah Island.

Apoyado en su caddie Brett Waldman, un buen golfista que intentó sin éxito acceder al PGA Tour a través de la escuela en 2010, no pasó de la segunda fase, Lee enjugó el golpe de ventaja que Sam Burns tenía en el inicio sobre él.

Un trabado comienzo repartiendo birdies y bogeys impidió al joven estadounidense añadir otra victoria a la lograda en el Valspar. Le batió por tres golpes.

El domingo, marcado por la interrupción por la tormenta y el aguacero, que interrumpió el juego durante dos horas y media, fue otro día más de tanteos bajos, en el que Rafa Cabrera, noveno el sábado, no pudo sacarle partido. No aprovechó los dos pares 5 en los primeros 9 hoyos y, aunque lo intentó, el putt no le dio rendimiento.

Se conformó con el par y la vigésimo primera posición, que no tendrá gran efecto en los ránkings. Jon Rahm hizo 70 y acabó trigésimo cuarto.

Arabia promete a las estrellas mundiales entre 30 y 50 millones de dólares y el PGA Tour

Kelever Tee Time / Redacción

No sólo en el fútbol se escucha la palabra Superliga. El golf, que disfruta en el PGA Tour de un torneo cada semana donde el ganador no baja de los 1,2 millones de dólares, se ha visto amenazado por la descomunal oferta realizada desde Arabia Saudí están construyendo 27 resorts en un proyecto hasta 2030- a las principales estrellas mundiales.

Once jugadores, entre ellos el número 1 del mundo Dustin Johnson, han recibido mareantes tentaciones de entre 30 y 50 millones de dólares de fijos para que se adhieran a esa competición, que ha encontrado una respuesta inmediata en el PGA Tour esta semana en víspera del Wells Fargo, en una reunión con los protagonistas.

Jay Monahan, comisionado de esta división, “la mejor que ha existido y existirá”, en boca de Rory McIlroy, uno de los representantes del Comité de Jugadores en el que también está Jon Rahm, ha amenazado con la suspensión de por vida del PGA Tour a aquellos jugadores que abracen esa idea.

Idea construida desde 2014

El norirlandés rebeló que el primer acercamiento, efectuado también a, al menos, Sergio García entre los españoles, se produjo en 2014 y pretende ser una liga de 18 torneos, que comenzaría en septiembre de 2022, limitado a sólo 48 jugadores.”El dinero está ahí”, le dijo un agente a Golfweek. “Escuché mil millones de dólares. Esto es real”.

El pasado fin de semana, en el Zurich Classic of New Orleans, torneo por parejas del PGA Tour en el que repitió con su amigo Ryan Palmer, Jon Rahm no pudo revalidar el título que había conseguido en el TPC Louisiana en 2019.

Klever Tee Time / Redacción

 Sumo históricos resultados un nuevo top 10. Fue el número 49 en toda su carrera en el circuito estadounidense, una cifra que agranda su dimensión si tenemos en cuenta que ha participado en un total de 103 eventos.

Es decir, casi la mitad de las veces que Jon Rahm juega en el PGA Tour termina entre los 10 mejores clasificados. Un dato que, aunque ya de por sí es una auténtica barbaridad, cobra especial relevancia si lo comparamos con el rendimiento que han ofrecido los mejores jugadores del mundo en esta estadística.

Para ello, hemos analizado el número de top 10 de los principales golfistas de la gira desde la temporada 2017, primera completa para el de Barrika en el circuito.

El resultado confirma, sin lugar a dudas, que Jon Rahm es el auténtico rey del top 10 en el PGA Tour en el último lustro. Desde la temporada 2017 (que comenzó tras el TOUR Championship de 2016) hasta la fecha el campeón español ha completado nada menos que 45 torneos entre los 10 mejores clasificados: 11 en 2017, cinco en 2018, 12 en 2019, ocho en 2020 y nueve en lo que va de curso (los otros cuatro hasta 49 los logró entre 2015 y 2016, en sus primeras apariciones, la mayoría aún como amateur).

Sólo un jugador se acerca al registro del golfista de Barrika. Se trata de Justin Thomas, con quien mantiene una dura pugna en la clasificación del ranking mundial de golf. El de LouisvilleKentucky, ha cosechado 44 top 10 en este mismo periodo, uno menos que Jon: 12 en 2017, 10 en 2018, siete en 2019, 10 en 2020 y cinco en la presente temporada. Tras ellos, la brecha empieza a ser ya más que considerable.

Dustin Johnson, Número 1 del mundo, Tony Finau, eterno subcampeón, y Rory McIlroy, con 38 top 10 cada uno desde 2017 hasta la fecha, comparten el tercer puesto en esta clasificación. Webb Simpson, con 34, es sexto en solitario, mientras que Jordan SpiethXander Schauffele y Bryson DeChambeau comparten la séptima plaza, con 30 resultados entre los 10 mejores, por delante de Justin Rose (29).

Jon Rahm, a punto del 50% de top 10

La gesta de Jon es tremenda ya que en estos casi cinco años desde que se hizo profesional y se incorporó a la gira con un calendario íntegro ha participado en 91 eventos. Es decir, un top 10 en su próximo torneo del calendario, el Wells Fargo Championship, le permitiría alcanzar el 50% de resultados entre los 10 mejores de cada uno de los eventos en los que ha tomado parte desde su primera temporada completa. Extraterrestre.

Desglosando sus registros, entre los 45 top 10 de Jon Rahm en el PGA Tour desde 2017 hasta la fecha aparecen cinco victorias (Farmers Insurance Open de 2017, CareerBuilder Challenge de 2018, Zurich Classic of New Orleans de 2019 y the Memorial Tournament presented by Nationwide y BMW Championship de 2020), tres segundos puestos y cinco terceros puestos. También ganó el Hero World Challenge de Tiger Woods, que no computa.

De los 103 torneos disputados por el de Barrika en total ha logrado pasar el corte en 92 (casi el 90%), firmando su tarjeta más baja en la tercera ronda del WGC México Championship de 2020, con 61 golpes, y recaudando un total de 25.626.121 dólares en premios para situarse como el 59º jugador con más ganancias por resultados en toda la historia del PGA Tour. A los 26 años de edad. Y con menos de cinco temporadas completas en la gira… De locos.

Un ciclón en el European Tour

Y si las cifras de Jon Rahm en el PGA Tour son sencillamente estratosféricas, para sus registros en el European Tour se agotan los calificativos. El de Barrika ha disputado 48 torneos en el Circuito Europeo, ha pasado el corte en 42 (el 87,5%) y ha logrado 23 top 10, entre ellos, seis triunfos (Dubai Duty Free Irish Open y DP World Tour Championship en 2017 y 2019, Open de España en 2018 y Mutuactivos Open de España en 2019), tres segundos puestos y tres terceros.

Pese a no ser la gira en la que compite habitualmente, Jon ha logrado ya 14.304.794,49 euros en premios en el European Tour, además de convertirse en ganador de la Orden de Mérito en 2019, siguiendo los pasos de Seve Ballesteros. Unas cifras asombrosas para un impresionante jugador cuyo gran objetivo, además de seguir acumulando triunfos y top 10, es entrar en el selecto grupo de ganadores de Grandes y Campeonatos del Mundo.

La gira estadounidense quiere anticiparse a un proyecto que estaba en marcha antes de la pandemia.

Klever Tee Time / Redacción

La creación de la Superliga sacudió enormemente el mundo del fútbol y acabó derrumbándose ante la presión y el rechazo de los fanáticos, de muchos jugadores y de muchos técnicos. Pero esta no es la única idea para tratar de reunir a los mejores de un deporte.  

Antes de que el mundo tuviera que parar por culpa de la pandemia de covid-19, un grupo de empresarios con sede en Arabia Saudí y Nueva York estaban impulsando la creación de la Premier Golf League, con la que intentaban atraer a los jugadores más importantes del mundo con millonarias bolsas de premios.

Aunque el proyecto no ha avanzado mucho debido a los efectos de la pandemia en la economía mundial, ahora el PGA Tour estaría preparando una respuesta para contrarrestar esta idea.

El programa que prepara el PGA Tour se llama Player Impact Program (Programa de Impacto del Jugador) y en él, repartiría, a finales de este año, 40 millones de dólares entre los golfistas más importantes del circuito. El primero de ese escalafón se llevaría 8 millones de dólares. 

“El objetivo es reconocer y recompensar a los jugadores que mueven positivamente la aguja”, señaló un portavoz del PGA Tour, citado por el portal Golfweek.

Para determinar qué jugadores se llevarían esos premios no se tiene solamente en cuenta su rendimiento deportivo, sino que tendría en cuenta seis métricas: la posición en la tabla de la FedEx Cup, las búsquedas y popularidad en Google, la exposición en minutos en las transmisiones y su beneficio para sus patrocinadores, la familiaridad y el atractivo de la marca de un jugador. 

Las otras medidas para calificar son el llamado índice MVP, que mide “el valor del compromiso que genera un jugador en los canales sociales y digitales”, y las menciones Meltwater, que miden la frecuencia con la que los golfistas aparecen en coberturas de medios.

El PGA Tour hizo una simulación con la temporada 2019 para determinar qué jugadores se quedarían con los diez primeros lugares. El ganador habría sido Tiger Woods, que se llevaría el bono de 8 millones de dólares. 

Los otros nueve jugadores habrían sido Rory McIlroy, Brooks Koepka, Phil Mickelson, Rickie Fowler, Jordan Spieth, Dustin Johnson, Justin Thomas, Justin Rose y Adam Scott

Se repartirá entre 10 golfistas que lideren la clasificación llamada ‘Player Impact Program’

Klever Tee Time / Redacción

El PGA Tour ha creado un bonus de 40 millones de dólares anuales con el que recompensará a las mayores estrellas del golf, según recoge ‘Golfweek’. Este nuevo sistema está diseñado para compensar a los jugadores que se considera que impulsan el seguimiento de los aficionados y patrocinadores, como Tiger Woods, Bryson DeChambeau o Rickie Fowler.

De esta forma, el ‘Player Impact Program’ (Programa de Impacto del jugador) se considera una respuesta directa a la Premier Golf League, una gira financiada por Arabia Saudí, y que en su momento contactó con los nombres más importantes del golf, por ejemplo Tiger, con la promesa de importantes premios.

Aunque no parece que la Premier Golf League vaya a prospetar, el PGA Tour se ha visto obligado a idear un medio para recompensar a las estrellas por el valor que aportan al producto en general y no sólo a su juego en el campo. Al final del año, se distribuirá un fondo de 40 millones de dólares entre 10 jugadores y al golfista que se considere más valioso se le otorgará 8 millones de dólares.

Congaree Golf Club cuenta con uno de los mejores campos del país y una causa admirable. Ahora albergará un evento del PGA TOUR por primera vez.

PGATOUR.COM / BY REDACCIÓN

Con la cancelación del RBC Canadian Open debido a desafíos logísticos relacionados con la pandemia actual de COVID-19, Congaree intervendrá para albergar el evento PGA TOUR de esa semana. El torneo aún por nombrar se llevará a cabo del 10 al 13 de junio, la semana anterior al Abierto de Estados Unidos en Torrey Pines Golf Club en San Diego, California.

La información fue anunciada a los jugadores en un memorando el martes y reportada por Golf Digest.

Congaree, un diseño de Tom Fazio, se encuentra en Ridgeland, Carolina del Sur, a unos 30 minutos al norte de Savannah, Georgia. El club debutará en el puesto 39 en los 100 mejores campos de golf de Estados Unidos de Golf Digest cuando se publiquen esas clasificaciones en mayo. Congaree, que abrió en 2017, fue votado como el “Mejor campo privado nuevo” de Golf Digest en 2018, además de ser nombrado el mejor campo de golf construido durante la década de 2010-19.

El anuncio eleva a tres el total de eventos del PGA TOUR celebrados en el estado de Carolina del Sur. Al nuevo evento en Congaree se unirá el RBC Heritage en Hilton Head la semana del 5 al 11 de abril, y el PGA of America’s PGA Championship del 17 al 23 de mayo. Además, el BMW Charity Pro-Am del Korn Ferry Tour presentado por SYNNEX Corporation en Greer se llevará a cabo del 7 al 13 de junio.

Más impresionante que el diseño de Fazio en South Carolina Lowcountry es su misión benéfica. El club abrió con solo dos miembros: Dan Friedkin y el fallecido Bob McNair, dueño de los Houston Texans. En lugar de miembros, el club invita a “embajadores” a unirse. Estas figuras destacadas de los negocios y el golf no pagan mucho en cuotas. En cambio, dedican su tiempo a oportunidades de tutoría.

La Iniciativa Global de Golf anual de Congaree identifica a decenas de estudiantes de secundaria de todo el mundo que tienen el talento para jugar golf universitario pero que carecen de las ventajas económicas o sociales de algunos de sus compañeros. Se les lleva a Congaree para un intenso programa de una semana que incluye una combinación de instrucción educativa y de golf, con lecciones en todo, desde la preparación para la universidad hasta la adaptación del club. Los asesores y consejeros de Congaree ayudan a los estudiantes a completar la escuela secundaria y la universidad.

“La visión del Sr. Friedkin era que Congaree reuniera a personas de ideas afines que jugaban golf, amaban el golf y se daban cuenta de que un club filantrópico era un conducto para poder marcar la diferencia en la vida de los niños ”, dice Bruce Davidson, un Master Professional de la PGA que ahora se desempeña como Director de Golf de The Friedkin Group.

El campo constará de 156 jugadores y se espera un número limitado de espectadores diariamente. Toda la logística y la preparación en el sitio estarán dirigidas por TOUR, con el apoyo de Congaree y The Friedkin Group.

El principal beneficiario del torneo será la Fundación Congaree, cuya misión es “impactar positivamente las vidas de los jóvenes de todo el mundo al brindar oportunidades educativas y vocacionales a través del juego del golf”. La Congaree Global Golf Initiative es el programa insignia de la fundación. También tiene asociaciones locales con Lowcountry Food Bank y Boys & Girls Club del condado de Jasper, y trabaja para ampliar el acceso al juego a través de la instrucción de golf para jóvenes y el Sergeant Jasper Golf Club.

Joel Dahmen, sobreviviente de cáncer, dijo una vez: “He visto la vida y la muerte, y el golf no lo es, por mucho que podamos retratarlo de esa manera a veces”.

Golf Digest / Dave Shedloski

Joel Dahmen, sobreviviente del golf profesional, dijo el domingo en la República Dominicana después de ganar el Puntacana Resort & Club Championship: “Eso es lo que soñamos, ¿verdad?”

Desde la pesadilla del cáncer testicular y todo lo que conlleva esa batalla (el miedo, la quimioterapia, las dudas sobre su futuro) hasta el sueño de ser un ganador en el PGA Tour después de una rutina de 11 años de mini-tours y la escalera. avances en los niveles más bajos del tour, son cosas genuinas de cuento de hadas. Se encuentra fácilmente en la categoría de resultados agradables. Reverbera a través de las cámaras del destino.

“No sé cómo estoy aquí. Es una locura “, dijo Dahmen con genuino asombro después de negociar un campo de golf barrido por el viento, batir en duelo a un oponente decidido y ganar su primer título del tour en su 111º intento. Con pares clave en los últimos tres hoyos, Dahmen anotó un 70 en la ronda final y registró 12 bajo par 276, lo suficientemente bueno como para lograr una victoria por un golpe sobre Rafael Campos.

El triunfo, una palabra que tiene varios significados para el nativo de Clarkson, Washington, de 33 años, valió mucho más que los $ 540,000 y la exención de la gira de dos años. El hombre que una vez insinuó que un ingreso estable era un intercambio aceptable por ser una carrera, también ejecutó un salto vertiginoso cuando su putt de par de dos pies en el hoyo 18 del campo Corales encontró su camino hacia la copa.

Luego abrazó a su caddie, Geno Bonnalie, tan fuerte como un niño pequeño abraza a un osito de peluche. La esposa de Dahmen, Lona, intervino y los tres se empaparon de la sensación de éxito. Entonces Lona, que tenía dos trabajos mientras Joel estaba haciendo su juego en los mini-tours, abrazó a su esposo un poco más y besó su mejilla y gritó alegres chillidos que solo pueden provenir de conocer todos los obstáculos, algunos distantes y otros inmediatos. había superado para llegar a ese momento.

“Sí, esto es solo mucha validación … esto es realmente especial”, dijo Dahmen, llegando al meollo de lo que realmente representó su avance. “Hay una gran parte de eso, simplemente tienes que arriesgarlo todo, ponerte ahí fuera. Y si no eres lo suficientemente bueno, no eres lo suficientemente bueno, pero si te expones, al menos lo descubrirás “.

Dahmen, que tenía una parte del liderato de la primera ronda y estaba empatado con Campos después de 54 hoyos, descubrió que era lo suficientemente bueno. Sabe desde hace mucho más tiempo lo duro que era, venciendo al cáncer de testículo en 2011, un año después de que se convirtió en profesional. Su hermano también venció la enfermedad en 2009. Mientras tanto, perdieron a su madre por cáncer de páncreas en 2005 cuando Joel estaba en la escuela secundaria. Intentó ir a la universidad, pero no era para él.

“Fui un niño bastante perdido allí durante un par de años. Incluso cuando me convertí en profesional, no sabía lo que estaba haciendo, así que los primeros dos años fueron malos “.

El sombrero de pescador que usa tiene el logo de MD Anderson y está adornado en el frente con la palabra “cáncer” tachada. Es tanto un mensaje de apoyo para quienes luchan contra la aflicción como un símbolo de su triunfo mucho mayor.

Jugado frente a un evento del Campeonato Mundial de Golf, el Puntacana Resort & Club Championship es el tipo de evento que ofrece una oportunidad para un gran avance. Eso no significa que Dahmen, uno de los jugadores mejor clasificados en el campo No. 81 del mundo, no tuvo que enfrentarse a una dura competencia. El campeón de Masters Danny Willett estaba en la mezcla. Graeme McDowell, ganador del Abierto de Estados Unidos y ex campeón en República Dominicana, se acercó a Dahmen en un momento dado. El jugador de la Copa Presidentes Emiliano Grillo también estuvo en el tablero.

Eso se redujo a Campos, quien ingresó a la semana 156 en la clasificación de la Copa FedEx, y Dahmen no lo hizo menos desafiante, particularmente con ráfagas de viento que azotaban el trazado de Corales. Pero al menos Campos tenía algo de mojo reciente que impulsaba su oferta, habiendo terminado tercero en su natal Puerto Rico dos semanas antes.

Mientras tanto, Dahmen, quien la temporada pasada terminó en el puesto 38 en la FedEx Cup, la mayor cantidad de su carrera, estaba sumido en un desconcierto en el que había fallado el corte en seis de sus últimas siete aperturas. Estaba desconcertado, pero no estresado. No vida o muerte.

“El comienzo de este año fue bastante sombrío para mí, para un tipo que se enorgullece de hacer muchos recortes”, dijo. “Nunca había tenido una racha en la que me hubiera perdido tantos cortes antes. Así que no estaba entrando en pánico, pero afortunadamente tengo un gran equipo a mi alrededor… el entrenador [de swing] Rob Rashell, Jon Reehoorn [entrenador de golf en Oregon State] me ayudan muchísimo. No cambiamos nada; no buscamos soluciones. Simplemente nos apegamos al plan, me dijeron que tuviera paciencia y funcionó”.

Bonnalie también ha sido una gran parte de la ecuación, aunque Dahmen casi pierde los servicios de su amigo para el hoyo final cuando lanzó su wedge al aire después de casi meterse en el hoyo 17. El club falló a su caddie por centímetros. Menos mal, porque Dahmen se habría perdido las lágrimas de alegría que brotaban de Bonnalie.

“Quiero decir, dos tipos que crecieron juntos y que eran idiotas del golf les gusta ganar de alguna manera en el PGA Tour”, dijo Dahmen con genuino asombro. “Planeé la celebración tantas veces en mi cabeza que no salió como esperaba. No podía creer que estuviera llorando, pensé que sería el tipo duro, pero ha dedicado mucho tiempo y esfuerzo y ha creído en mí cuando nadie más lo hizo “.

Bueno, nadie más que Lona, que sacrificó mucho en el camino, dijo Dahmen. “Ella renunció a sus sueños para cumplir mis sueños. Hubo algunos momentos difíciles, seguro, pero ella creyó en mí. No sé si nuestros sueños fueron alguna vez tan grandes, per se. Hacer cinco años de gira, conseguir una primera victoria … es muy especial “.

Ciertamente especial. Una primera victoria en el PGA Tour también puede cambiar la vida. Esto era más como una afirmación de la vida.

Los mejores del mundo están en Austin para el WGC-Dell Match Play. Pero la mejor historia del golf está en Punta Cana.

Klever Tee Time / Redacción

Ese sería Andrew Yun. El ex cuatro veces All-American en Stanford está en la mezcla en el Corales Puntacana Resort & Club Championship, la parada del PGA Tour se juega simultáneamente al WGC en la República Dominicana. Pero no es solo que Yun esté en la tabla de líderes lo que es necesariamente especial. Su novedad radica en cómo llegó allí … y lo que se está perdiendo por eso.

Yun, de 29 años, se convirtió en profesional en 2013 y ganó su tarjeta del PGA Tour para la temporada 2017-18, pero tuvo problemas para llegar a las grandes ligas, perdiendo el corte en 19 de 22 aperturas. Pasó 2019 en el circuito de Mackenzie, pero con el cierre de la rama canadiense el verano pasado debido a la pandemia, Yun se vio obligado a participar en eventos en los rangos más bajos del deporte. Sin embargo, Yun encontró su camino hacia el campo en el Corales Puntacana gracias a un clasificatorio del lunes y no dejó que el momento se desperdiciara, disparando un 67 en la primera ronda para sentarse en un empate en el segundo lugar.

Posteriormente, se le preguntó a Yun si ganar su lugar le daba mayor aprecio por el día, que es cuando Yun dejó a todos en secreto.

“Creo que sí. En realidad, acabo de tener a mi segundo hijo el martes por la noche y yo no … no estaba allí para eso, obviamente, y lo siento por mi esposa por no poder estar allí y estar atrapado aquí, pero lo estoy intentando. para aprovechar al máximo esta oportunidad ”, dijo Yun el jueves.

Antes de golpear a Yun o tratar de comparar esto con los comentarios de Jon Rahm de que se saltaría los Masters para estar con su esposa embarazada, vale la pena recordar que Yun no tiene estatus en ninguna gira profesional en este momento. Y como calificó, tiene sus prioridades en línea.

“Creo que te da una buena perspectiva de la vida en general”, dijo Yun sobre la situación. “El golf no es lo más importante, es la familia”.

Mejor aún, Yun está demostrando ser más que una historia de un día, ya que respaldó su 67 en la primera ronda con un 72 el viernes en condiciones difíciles, y se quedó a dos del líder de la casa club, Rafael Campos, después del final de la ola de la mañana . Los eventos alternativos están llenos de relatos para sentirse bien, uno de los cuales es Campos, un jornalero que ha sido fundamental para cultivar el juego en Puerto Rico. Aún así, ya es una semana para recordar para Yun, él también está a 36 hoyos de convertirlo en uno que cambie su carrera.