Tag

Tecnología Movil

Browsing

Apple está pensando en reforzar sus sistemas biométricos.

Klever Tee Time / Redacción

Todos los que tengan un iPhone con Face ID habrán comprobado lo mal que se lleva con las mascarillas y, aunque existen métodos para atenuar ese inconveniente, no deja de ser un pequeño lío cada vez que queremos usar el móvil por la calle, o completar una operación bancaria pagando con la tarjeta, etc. Así que era prácticamente un hecho que los de Cupertino tenían que poner remedio de algún modo.

Apple tiene otras ideas en la cabeza

Ahora bien, esa posibilidad que se viene barajando en los últimos días sobre la posibilidad de que los iPhone 13 de este año tengan esa doble posibilidad de identificación biométrica no va solo por el camino de darnos a elegir cómo queremos desbloquear el teléfono sino, también, mejorar todavía más la seguridad de ciertas operaciones que podamos realizar desde iOS 15 con una especie de doble verificación.

Así lo han destacado algunos medios que vienen a afirmar que el futuro iOS 15, que llegará en el mes de septiembre y antes, en junio, será presentado dentro de la WWDC 2021, contará con una API específica para esta doble verificación biométrica, que será obligatoria en función de lo que Apple considere. Es decir, que mientras para algunas “actividades de riesgo” los californianos nos pedirán usar la huella dactilar y la cara a la vez, en otras situaciones bastará con elegir solo una de ellas.

Face ID se mantendría tal cual como un sensor integrado en la parte superior del frontal del iPhone (con un notch más reducido) pero Touch ID sí que sufriría cambios sustanciales respecto de ese botón Home que todos tenemos grabado en la cabeza. Apple apostaría por un sensor debajo de la pantalla, al estilo del que ya tienen buena parte de los móviles con Android de gamas medias y altas, y que evita tener que implementar el hardware en un elemento físico y mecánico.

No es la primera vez que aparecen informaciones asegurando el regreso triunfal de ese Touch ID, y convivir con Face ID parece, ahora mismo, la más viable, y sensata, de todas las teorías que se han venido publicando en los últimos meses.